El islamista Partido Justicia y Desarrollo amplía su mayoría parlamentaria en Marruecos

|

El islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD) ganó las elecciones legislativas de este viernes con 125 de los 395 escaños en juego, 18 más que hace cinco años, según datos oficiales y definitivos difundidos por el Ministerio del Interior.
Estos comicios catapultaron además al Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), que pasa de 47 a 102 asientos, mientras que el partido Istiqlal se queda en 46 escaños, cuando antes tenía 60.
En cualquier caso, se mantiene un cierto equilibrio que obliga a los principales partidos a entenderse para propiciar la formación de un Gobierno de coalición. El líder del PDJ y primer ministro, Abdelilá Benkirán, destacó que “el pueblo marroquí ha votado masivamente por el PJD”. “El PDJ ha demostrado hoy que ser serio y fiable y confiar en las instituciones, especialmente la monarquía, es moneda ganadora”, añadió.
El PAM, un partido fundado por un afín al majzén, la Casa Real marroquí y su entorno, logró la segunda plaza tras presentarse como una alternativa liberal a los islamistas. 
Durante la campaña surgieron roces entre el PDJ y el majzén y sus afines, a los que los islamistas acusan de favorecer al PAM. El mismo viernes por la noche el entorno del PDJ denunció que funcionarios del Ministerio del Interior habían influido a los votantes en favor del PAM. 
La jornada electoral en los comicios legislativos de Marruecos de este viernes finalizó marcada por la escasa participación del 43 por ciento. 
Son las segundas elecciones parlamentarias desde que el país aprobó la nueva Constitución, respuesta directa del rey Mohamed VI para aplacar las protestas registradas en 2011 en el marco de la Primavera Árabe. La alta abstención se interpreta como un mensaje de decepción con la clase política, incapaz de seducir a los ciudadanos marroquíes, en especial a los jóvenes. 
“He votado pero no he elegido a ningún partido. He leído sus programas y sus promesas pero no me parecen convincentes”, señaló al canal de televisión Al Yazira Majda Lakhal, una estudiante de 21 años que votó en blanco en un colegio electoral de Rabat. Por su parte, Mohamed Belayachi, de 65 años y uno de los primeros votantes de la jornada electoral, justificó su voto por el PJD defendiendo su actual gestión.

El islamista Partido Justicia y Desarrollo amplía su mayoría parlamentaria en Marruecos