Feijóo reivindica el papel de la cultura en un momento de “prioridades materiales”

cul13 vigo, 23/04/2012.- el presidente de la xunta de galicia, alberto núñez feijoo, pasa junto a un grupo de funcionarios de la xunta de galicia de pontevedra que se concentraron y le gritaron algunas de sus reivindicaciones a su llegada al
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, reivindicó ayer “el papel de la cultura” en un momento en el que “podrían parecer preponderantes prioridades más materiales”, tal y como en su día hizo Valentín Paz Andrade para, dijo, tomar “impulso” y “sobreponerse a la derrota y el fracaso”.

En la presentación de la edición facsimilar de la obra de Paz Andrade “Galicia como tarea”, en el acto central de las celebraciones del Día del Libro, Feijóo defendió la cultura como herramienta para “revisar e iniciar nuevos códigos políticos, económicos y sociales”.

Aludió a la necesidad de “valores y de sueños” para “afrontar Galicia como tarea”, y la “lección impagable” de la trayectoria vital de Paz Andrade, cuyo pensamiento y visión de “utopía realizable” invitó a “revitalizar”.

Ferrín destaca que “Galicia como tarea” fue “el gran programa económico y político” en el franquismo

Feijóo tuvo un reconocimiento para “toda la industria cultural”, ya que quienes forman parte de ella, afirmó, “también construyen y reconstruyen el país”.

Incidió en que el de ayer no era un “acto superfluo” por cuanto puede ser “una oportunidad” para recordar que la cultura “puede y debe ser un catalizador de energías”, y que hay que apreciarla como “un tesoro espiritual donde reside la esperanza de una tierra”.

Feijóo destacó entre las principales virtudes del homenajeado, de quien se cumplen 114 años de su nacimiento, su “constancia en buscar nuevos caminos frente a las adversidades”, así como su empeño por tomar a Galicia como “estímulo permanente” y no como una “mera referencia”.

 Una cultura propia, viva > El presidente recalcó asimismo que Paz Andrade encontró “la fuerza” en “la cultura”, al tiempo que “entendió que la supervivencia” de Galicia como “pueblo diferenciado” no depende solo de las instituciones y de los proyectos empresariales, sino también de “una cultura propia, viva”. Según Feijóo, mantener viva su memoria es “tener acceso a un faro” que orienta a los gallegos “en las dificultades”, sin el cual Galicia estaría “más insegura” en tiempos “tan turbulentos” como los actuales.

Mientras, el presidente de la RAG, Xosé Luis Méndez Ferrín, destacó que “Galicia como tarea” fue “el gran programa político y económico gallego” en la época franquista, en el que pedía que fuera “dueña de sí misma”.

Ferrín se congratuló por la afluencia de público y personalidades en el acto pero también por las protestas de un grupo de funcionarios de la Consellería de Traballo e Benestar en los exteriores de la delegación territorial de la Xunta, que recibieron con pitos y abucheos a Núñez Feijóo.

“Esto es Vigo, el punto más dinámico, tenso y creativo de Galicia”, proclamó el presidente de la Real Academia Galega, quien recordó que de la ciudad “partieron todas las ideas”, una de ellas la de afrontar “Galicia como tarea” de Paz Andrade.

En este libro, incidió Ferrín, se encuentra “el auténtico Vigo, no el de superficie”, del que Paz Andrade glosa “el colapso de las comunicaciones por tierra”, lo que en su opinión “sigue igual” hoy.

También señaló que el homenajeado “soñó con una institución bancaria propia, como domicilio social en Vigo”, y se preguntó “que pensaría” Paz Andrade si fuera testigo de cómo “va desapareciendo en los últimos días”.

El presidente del Consello da Cultura Galega, Ramón Villares, habló de “Galicia como tarea” como una obra “singular y pionera” por cuanto supuso una “nueva interpretación” de la comunidad frente a las existentes, que consideraba “caducas”.

El hijo del homenajeado, Alfonso Paz Andrade, agradeció que “en tiempos de crisis, por lo menos” no se haya “perdido la sensibilidad”.

Sin embargo, lamentó que hayan tenido que pasar 26 años desde la muerte y más de un siglo desde el nacimiento de su padre para que lo “recordaran”, pues “muchos decidieron olvidarlo antes que estudiarlo”, concluyó.

 

Feijóo reivindica el papel de la cultura en un momento de “prioridades materiales”