La Marea pone las obras de acceso a la prisión como excusa por incumplir los plazos con Proxecto Cárcere

El Ideal Gallego-2018-05-19-005-73dd7e44
|

El Ayuntamiento justifica el incumplimiento de los plazos para que Proxecto Cárcere empiece a  gestionar la prisión en las obras de acondicionamiento de los accesos. Mientras desde María Pita indican que el colectivo está al tanto de la situación, este acudió al registro municipal para exigir el ingreso y comenzar a gestionar el espacio.
El alcalde, Xulio Ferreiro, señaló ayer que los integrantes de este colectivo “están informados de toda a situación”. El motivo para que Proxecto Cárcere no esté todavía al frente de este espacio es que aún se están llevando a cabo una serie de obras que deben estar culminadas antes de que puedan entrar. Según el regidor, se trata de trabajos de “accesibilidade” y que tienen que ver con la rampa de acceso al recinto.
La gestión de la cárcel fue adjudicada a Proxecto Cárcere a comienzos del pasado mes de septiembre, días después de que el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, lo anunciase públicamente durante una entrevista. 
Además, los vínculos entre algunos miembros del Gobierno local y esta agrupación y que se hiciesen las “bases totalmente a medida” fueron aspectos expuestos por el grupo municipal popular cuando recurrieron la adjudicación. 
La espera provoca incertidumbre entre los miembros de Proxecto Cárcere debido a la postergación de plazos. De hecho, recientemente acudieron al registro para presentar dos solicitudes en las que exigían la entrada en la prisión para acondicionarla y ponerla a funcionar.

Plazos
Esta semana se cumple el plazo que les habían transmitido desde el Gobierno municipal para firmar el convenio de cesión y que permitiría a la agrupación conocer de primera mano el espacio ya rehabilitado.
Este paso es imprescindible para que puedan determinar el  programa cultural y social, que finalmente tendrá bastantes diferencias con la idea inicial que habían planteado debido a las limitaciones de espacio.
Según cuentan los adjudicatarios, por el momento no tienen ni siquiera un borrador del convenio y que mientras no lo tengan no pueden obtener un seguro de responsabilidad civil, una condición que aparece en las bases.
Además, una vez que cuenten con el documento podrán acceder al espacio y trazar las líneas sobre las que trabajarán, que prevén que se decidan en una asamblea y que solo se decidirán una vez que puedan analizar las posibilidades reales del espacio. También les quedan por delante algunas actuaciones de acondicionamiento en el interior.
Lo que sí recibieron es un informe técnico, pero indican que todavía falta una copia del contrato de dinamización, que confirme los habitáculos que estarán disponibles para su utilización y que corresponderán al hall, situado antes del panóptico, con seis u ocho celdas más la zona del vis a vis y la de cacheo. 
Del plan se tuvo que eliminar un patio porque los estudios que se llevaron a cabo demostraron que no reúne las condiciones mínimas de seguridad.

La Marea pone las obras de acceso a la prisión como excusa por incumplir los plazos con Proxecto Cárcere