Los vecinos del Ventorrillo denuncian el problema de asfaltado en la zona rural de Cances-A Silva

Viviendas en la zona de Cances-A Silva, en O Ventorrillo | patricia g. fraga
|

Los vecinos del barrio de O Ventorrillo denuncian el mal estado de las viviendas y el asfaltado de la zona de Cances-A Silva. En una radiografía reciente de las necesidades de este distrito, son varios los aspectos que trasladaron al Ayuntamiento para su inminente revisión. “Toda la zona rural tiene un gran problema de asfaltado, que en este caso es deficiente”, dice el secretario de la asociación vecinal, Aníbal Rodríguez.

Así, en el documento facilitado al concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, los residentes del Ventorrillo destacan “que es una zona que está abandonada y pedimos que se asfaltase, al igual que ocurrió en Penamoa”. Por otra parte, el secretario de la entidad añade que “todavía hay viviendas que no tienen ni alcantarillado a estas alturas”.

Esto fue comentando en la visita del concejal y de la concejala de Comercio, Diana Cabanas al barrio hace un par de semanas. Pero no fue el único aspecto que comentaron. “Aunque hemos obtenido el compromiso de que la rotonda proyectada en el cruce de Salorio Suárez con Jaime Hervada no se realizará, pedimos mayor seguridad en la zona, con la instalación de dos pasos de peatones elevados, semáforos y una acera para que los vecinos puedan llegar con seguridad hasta la parada del bus urbano”, asegura Aníbal Rodríguez.

 

Más peticiones

Las solicitudes no terminan ahí. Las condiciones de vida de los mayores y niños de este distrito coruñés también preocupan a los residentes. “Parece mentira que en pleno siglo XXI todavía haya viviendas sin saneamiento público, por lo que se le pide una solución real, al igual que la mejora del entorno del Centro Cívico de A Silva, con espacios vacíos que bien podían acoger un parque biosaludable para mayores y zona de juegos para niños”, comenta.

En las anteriores visitas de la concejala de Comercio del Gobierno local desde la asociación de vecinos reconocieron esperar “noticias buenas” y aseguraron salir muy satisfechos por la proximidad mostrada por parte de la representante municipal. Los vecinos del Ventorrillo también expusieron su preocupación por las zonas de carga y descarga del distrito, por lo que demandaron al Ayuntamiento que se implantase una zona reservada para estas acciones a la altura de la calle Monasterio de Caaveiro, 36.

“Queremos dar un margen de actuación, por lo menos hasta mediados de enero”, asegura Aníbal, a la vez que añade que “si por entonces vemos que no hay noticias, actuaremos y hablaremos con la oposición para comentarles nuestras preocupaciones”.

Los vecinos del Ventorrillo denuncian el problema de asfaltado en la zona rural de Cances-A Silva