Los cierres de negocios en Dolce Vita provocan cambios en el horario de las tiendas abiertas

muchos comercios abren, ahora, en jornada partida patricia g. fraga dolce vita sufre un nuevo golpe con el cierre de las cinco tiendas de inditex
|

El centro comercial Dolce Vita vive las últimas semanas un período bastante tranquilo en cuanto a cierres se refiere, si bien la marcha de muchas empresas ha provocado un cambio en el modelo comercial en los establecimientos que todavía resisten en las instalaciones. Hace días los responsables de gran parte de las tiendas decidieron reducir los horarios de apertura, lo que está provocando un efecto colateral en los locales de hostelería con una pequeña pérdida de clientes.

Tras la marcha de Inditex –que cerró las cinco tiendas que tenía en el centro comercial este verano y recolocó a todo el personal en otros negocios– y el posterior abandono de Woman Secret’s, entre otros, al tiempo que Mediamarkt y Primark confirmaban su permanencia en las instalaciones, algunos comercios con menor volumen de negocio han decidido cambiar su horario de apertura.

Muchos locales optan por cerrar a mediodía ante la escasa afluencia de clientes

La reducción de consumidores en los pasillos acarreada por una menor oferta de tiendas ha provocado que numerosos establecimientos cierren sus puertas a mediodía o que adelanten el fin de la jornada. Así se puede comprobar con un paseo por el centro entre las 14.00 y las 16.00 horas y así lo demuestran algunos carteles de advertencia a los clientes. Según se comenta entre los empleados, la decisión de hacer jornada partida ha venido motivada porque así se puede limitar al máximo el cuadro de personal para atender las escasas peticiones.

 

menos comensales

Esa práctica de recortar horarios se produce en distintas tiendas de telefonía móvil así como en una óptica o una tienda de mascotas, entre otras. No obstante, también daña los ingresos de los locales de hostelería.

Si ya sufrían los efectos de la disminución de oferta comercial, los cierres a la hora de comer también han disminuido sus cajas porque atienden a menos comensales. “La gente se va a casa y eso también les está afectando”, comentan trabajadores del centro y de hecho se rumorean posibles abandonos.

A nivel de establecimientos puramente comerciales en las últimas semanas también se produjeron algunas marchas como la de firma de zapatos Geox. Otras como la juvenil Blanco adaptaron hace meses su oferta para atraer a los consumidores con un ofrecimiento diferente al del resto de locales que la empresa gestiona actualmente en la ciudad. El local comercial vende ahora productos de stock, es decir, a precio reducido al estilo de un oulet.

 

Los cierres de negocios en Dolce Vita provocan cambios en el horario de las tiendas abiertas