Volkswagen recortará en 1.000 millones sus inversiones por el caso de los motores trucados

Volkswagen CEO Matthias Mueller makes a statement, following a meeting ahead of deadline to inform U.S. regulators on plans to comply with standards, at the VW factory in Wolfsburg, Germany November 20, 2015. The European Commission has given Volkswagen
|

El consorcio automovilístico alemán Volkswagen reducirá hasta 12.000 millones de euros sus inversiones durante el año próximo, una disminución de 1.000 millones en comparación con la estimación media de unos 13.000 millones de euros anuales previstos.
El grupo indicó que está alineando su actividad de inversión en su división de Automoción a la actual situación por la que atraviesa, después de reconocer el uso de un software que alteraba las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) de vehículos diésel e irregularidades en las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de otros modelos.
El presidente de la empresa, Matthias Muller, afirmó, tras la reunión del consejo de vigilancia, que Volkswagen está operando en “tiempos inciertos y volátiles”. “Estamos priorizando de forma estricta todas las inversiones y gastos planeados. Como ya estaba anunciado, todo lo que no sea absolutamente necesario será cancelado o pospuesto”, añadió Muller.
El directivo explicó que la compañía aumentará hasta 100 millones de euros el gasto en tecnologías de conducción alternativa durante el año próximo y resaltó que prevén reforzar su presencia en los campos de la movilidad eléctrica y en la digitalización. “No vamos a cometer el error de economizar en nuestro futuro”, aseguró, al tiempo que resaltó que el eje del negocio se centrará en el rápido desarrollo de sistemas de conducción eléctricos para las marcas Volkswagen Turismos, Audi y Porsche. La corporación destacó que la mayor parte de sus inversiones se destinarán a nuevos productos, a continuar con la estrategia de las plataformas modulares y a completar el aumento de la capacidad productiva. Cerca del 50% de las inversiones se concentrarán en Alemania.
Entre los proyectos que la compañía va a paralizar se encuentran el nuevo centro de diseño en Wolfsburg (Alemania), lo que aportará un ahorro de 100 millones de euros. 
Igualmente, el proyecto del sucesor del Volkswagen Phaeton, que será eléctrico, se retrasará. Muller destacó que la compañía revisará y “potencialmente cancelará” nuevos gastos o los retrasará para los próximos años.
Por su parte, la Comisión Europea ha ampliado hasta finales de diciembre el plazo que había otorgado a Volkswagen para aclarar qué modelos y cuántos vehículos están afectados por la manipulación de emisiones, después de que el fabricante alemán solicitase esta extensión al comisario de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete.

Volkswagen recortará en 1.000 millones sus inversiones por el caso de los motores trucados