El Govern admite que se plantea adelantar el referéndum para cumplir la exigencia de la CUP

Munté interviene en la inauguración de la Plataforma per la Llengua generalitat
|

La portavoz del Govern, Neus Munté, admitió la posibilidad de adelantar el referéndum si las circunstancias lo aconsejaran, porque “se viven circunstancias muy excepcionales por la extrema judicialización de la vida política catalana”, pero se mantienen de momento en hacerlo como máximo la segunda quincena de septiembre.
“Es evidente que se puede hacer antes si las circunstancias lo aconsejaran. Pero nuestro horizonte fijado es no ir más allá de septiembre para tenerlo todo a punto y preparado, y para situar la fecha al servicio de nuestra estrategia”, dijo ayer en rueda de prensa posterior al Consell Executiu.
Mientras, la diputada de la CUP Anna Gabriel planteaba que se celebre la consulta a finales de mayo y recabar apoyos hasta marzo: “La fecha de septiembre la puso JxSí. Dijeron septiembre como muy tarde, y esto incluye como hábiles cualquiera de los meses previos”.
En una entrevista ayer en “Nació Digital”, Gabriel explicó que “el gran acuerdo de país es en clave de referéndum, no de referéndum pactado”.
“No hace falta que lo adjetivemos, porque el 80% del país que lo reclama defiende un referéndum”, dijo al preguntársele sobre el posicionamiento de la CUP en la segunda reunión del Pacte Nacional pel Referèndum que se celebrará hoy.
“No hemos de ser nosotros quienes pongamos más requerimientos, condicionantes y prerrogativas de las necesarias”, ha afirmado, y ha opinado que el referéndum se puede avanzar a finales de mayo, junio o julio aprovechando las movilizaciones que empezará la próxima semana con el juicio al expresidente de la Generalitat Artur Mas y a las exconselleres Joana Ortega e Irene Rigau por la organización de la consulta del 9-N.
Admitió que la CUP está “un poco cansada” de mendigar información al Govern respecto a la organización y los preparativos del referéndum, ya que, a su juicio, el Ejecutivo debería ver a la CUP como un aliado y no como a alguien ante quien tener siempre reticencias.
“El tiempo de las excusas se ha acabado. Ya no hay motivos para no centrarnos en la organización de este referéndum”, ha sentenciado, en referencia al “sí” del partido anticapitalista a los Presupuestos del Govern, condición para celebrar la consulta.
La CUP cree que el Parlament debería aprobar una ley específica para organizar y celebrar el referéndum, desligada de la ley de transitoriedad jurídica, y que esta solo debería entrar en vigor si gana el “sí”.

El Govern admite que se plantea adelantar el referéndum para cumplir la exigencia de la CUP