El sector más crítico de Ciudadanos lamenta que Arrimadas no les integre y renuncie a la pluralidad

Arrimadas clausuró por vía telemática la quinta asamblea general de Ciudadanos | efe
|

El sector más crítico de Ciudadanos, que representa Francisco Igea, lamenta que Inés Arrimadas no haya querido integrarles en el nuevo Consejo General que se votó ayer, renunciando así “a construir un partido plural”, señalaron fuentes de la plataforma Ciudadanos Eres Tú. 
La plataforma, promovida por el vicepresidente de Castilla y León, estuvo con el vicesecretario primero de la nueva ejecutiva, Carlos Cuadrado, que, según dijo, no ha querido negociar sus peticiones de integración.

“Piden a Pedro Sánchez un diálogo en esta crisis del Covid-19, pero rechazan ese diálogo a nivel interno”, se quejó. 

Según estas fuentes, la propuesta que trasladaron a Cuadrado no planteaba contar con una cuota fija en el Consejo General, sino que se tuviera en cuenta la representación que obtuvo Igea en las primarias (un 22 por ciento de la militancia) o el apoyo que tuvieron las candidaturas de los compromisarios no oficialistas. 

Con esta propuesta, que trasladaron el sábado por carta a Cuadrado, lo que buscaban es “sumar y construir el futuro juntos”, reforzando “ese espíritu desde las bases del partido” y por eso lo que pusieron sobre la mesa fue que la dirección eligiera entre ocho y nueve nombres de una lista de 39 para que formaran parte del máximo órgano político entre asambleas. 

Estaba además dispuestos a negociar ese número a la baja, pero sus aspiraciones se han encontrado con “un rotundo no” por parte de la nueva ejecutiva, lo que ha generado un malestar que se suma a la falta de autocrítica que atribuyen a la Ejecutiva saliente y que se ha puesto de relieve durante la celebración de esta asamblea telemática, que concluye hoy después de cuatro días.

Fin de la etapa Rivera 
Por su parte, Arrimadas abrió una nueva página en Cs tras cerrar en la V Asamblea General la etapa de Albert Rivera y lo hizo reconociendo los errores que desembocaron en el desastre del 10N, pero con la confianza en recuperar al electorado perdido con un partido que sale “más unido y fuerte que nunca”. 

“Podemos tener un proyecto invencible que vuelva a ilusionar a todos los españoles”, dijo Arrimadas en este congreso telemático que se cerró ayer tras cuatro días de trabajos. 

Pago con dimisiones
En apenas quince minutos de intervención, Arrimadas habló varias veces de errores cometidos, pero también recalcó que ninguna otra fuerza política pagó tanto esas equivocaciones: “Las hemos pagado en las urnas y las hemos pagado con dimisiones sin precedentes”. 
Al contrario que Albert Rivera, que se refirió a ella de refilón y solo para desearle “suerte y acierto” en la inauguración de la asamblea, la nueva líder de Cs sí tuvo palabras de elogio hacia el que fuera responsable de la formación desde 2006, al subrayar, entre otras cosas, que fue “un hombre de Estado, un valiente que supo empezar este proyecto”.

El sector más crítico de Ciudadanos lamenta que Arrimadas no les integre y renuncie a la pluralidad