Ingresan en prisión los cuatro detenidos por robos continuos en los juzgados de Santiago

Copia de El Ideal Gallego-2014-10-11-029-fbb9c77a
|

Los cuatro detenidos por la Guardia Civil, tres mujeres y un hombre, como presuntos autores de numerosos robos producidos en los últimos meses en los edificios judiciales de Santiago fueron enviados a prisión, tras pasar a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Compostela.
Los detenidos, vecinos de Santiago de entre 25 y 35 años, habían robado, supuestamente, una caja fuerte y el mando de apertura del garaje del edificio.
Una de las ahora detenidas realizaba labores de limpieza en el edificio desde hace un año y medio, según relataron ayer desde el instituto armado en un comunicado.
Del registro domiciliario de los supuestos autores de los robos se han recuperado numerosos efectos sustraídos, así como un vehículo utilizado para su traslado.
Asimismo, en una zona boscosa de la localidad de Pazos de Borbén, en la provincia de Pontevedra, se encontró vacía la caja fuerte que presuntamente habían robado.
Entre los objetos recuperados hay joyas, teléfonos móviles, dinero en efectivo de diferentes países, relojes, un televisor y otros efectos que se guardaban en el depósito de evidencias judiciales del edificio.
Por otro lado, los dos detenidos por el asalto a la casa rectoral de la parroquia de Cruces, en el municipio de Padrón, quedaron ayer en libertad tras pasar a disposición.
Ambos, a los que se sometió a una rueda de reconocimiento, deberán comparecer en el juzgado semanalmente, informó ayer el Tribunal Superior de Xustiza.
Según las mismas fuentes, se les imputan los supuestos delitos de homicidio, robo con violencia en casa habitada, hurto de uso de vehículo y lesiones.
Varios desconocidos protagonizaron un asalto a mediados de septiembre a la casa rectoral de Cruces en el que resultó muerta la asistenta del sacerdote.
Los asaltantes agredieron y amordazaron al religioso y a su empleada, de 80 años y que llevaba más de 20 al servicio de la parroquia, y que presuntamente murió por asfixia.

Ingresan en prisión los cuatro detenidos por robos continuos en los juzgados de Santiago