La campaña se trasladará a los barrios en unos de los comicios más ajustados para los candidatos

|

El Ideal Gallego-2011-05-01-002-a5fbb12b

  lorena fernández > a coruña

  El alcalde, Javier Losada, visitó esta semana Cuatro Caminos para presentar el proyecto de soterrar el tráfico bajo la plaza y crear un gran aparcamiento en el próximo mandato. Lo hizo como regidor, si bien la actuación está supeditada a que su partido gane las elecciones del 22 de mayo. Solo unos días antes, el candidato del PP, Carlos Negreira, estuvo en la zona para prometer la construcción de una escuela infantil. El cabeza de lista del BNG, Xosé Manuel Carril, por su parte, realizó el reparto de propaganda electoral por diversas calles de la ciudad. Pese a las diferencias de sus programas, los candidatos de las grandes formaciones tienen claro que tendrán que “patearse” los barrios para tratar de convencer a los vecinos, sobre todo a los indecisos, y obtener así el respaldo mayoritario.
Lejos de los grandes eventos y mítines de antaño que centraban las campañas, los partidos repetirán el plan de 2007, con el objetivo de atraer a sus siglas el llamado voto útil, más aún cuando los votantes cuentan con un mayor abanico de posibilidades, tras la reaparición de Carlos Marcos, esta vez con Unión Coruñesa, la repetición de Fernando Rodríguez Corcoba con su propio partido, el nuevo candidato de UPyD, José Antonio de Lorenzo, o el cambio en Izquierda Unida, donde César Santiso será su “número uno”.
Aunque está previsto que se celebren varios actos con los “pesos pesados” de cada partido, lo cierto es que los candidatos apelarán a la cercanía y al trato directo para trasladar sus propuestas a los ciudadanos. Lo están haciendo desde hace semanas e intensificarán su actividad a partir del viernes, cuando la pegada de carteles de la medianoche dé el pistoletazo de salida en la carrera hacia las urnas.

Resultados anteriores > Para llevar a cabo esta estrategia, todos tendrán muy en cuenta los resultados de hace cuatro años, que marcaron un punto de inflexión en el devenir de la vida municipal, con la pérdida de la mayoría absoluta del PSOE, el gran avance del PP y la entrada del BNG en el gobierno municipal en coalición con los socialistas.
La pérdida de votos del PSOE y la consecuente reducción de sus concejales no fue un fenómenos aislado de una zona del municipio. La candidatura socialista, encabezada por primera vez por Javier Losada, bajó en el número de papeletas en la práctica totalidad de los distritos, salvo en uno: el que integran los núcleos de Palavea, Mesoiro y Feáns.
Todo lo contrario le ocurrió al PP, con una subida global en A Coruña, paradójicamente, a costa de muchos votos que antes iban para los socialistas. El BNG, con un descenso generalizado, solo consiguió subir en la periferia.


 

La campaña se trasladará a los barrios en unos de los comicios más ajustados para los candidatos