Las nuevas restricciones se activan con los contagios en máximos desde el mes de junio

Miembros de los servicios de salud de Asturias realizan pruebas PCR en un autocovid | alberto morante (efe)
|

Las nuevas medidas que Sanidad y las comunidades consensuaron el viernes para hacer frente a los brotes de coronavirus comienzan a entrar en vigor en un momento en el que el incremento de contagios sitúa a algunos territorios en niveles previos al fin del estado de alarma, e incluso de marzo o abril. 

Precisamente para tratar de frenar esa alarmante cifra de nuevos casos y evitar una segunda ola en la crisis sanitaria, se aprobaron las limitaciones y recomendaciones, ya en vigor en La Rioja y Murcia y que se activaro anoche Castilla y León y Cantabria. 

En Navarra se aprobarán el miércoles, y en Baleares se prevé publicar las medidas mañana o el martes, mientras que el resto de autonomías las irán activando a lo largo de la próxima semana. 

Si estas actuaciones tampoco lograsen frenar la transmisión del virus, el siguiente escenario que se considera sería decretar nuevamente el estado de alarma por la emergencia sanitaria. 

Las primeras horas de aplicación del acuerdo entre el Ministerio de Sanidad y los gobiernos autonómicos ha coincidido con una jornada salpicada de datos que evidencian que el virus sigue propagándose, aunque las cifras tienen dos salvedades: el número de test efectuados se ha ampliado con respecto a meses anteriores en los sistemas sanitarios y la presión asistencial sigue por ahora lejos de la saturación vivida en la primavera. 

Con estas salvedades, en términos generales, la cifra global de contagios se sitúa en máximos desde el cierre del estado de alarma a finales de junio. Y en algunos territorios, en concreto, los departamentos de Sanidad han notificado cifras que rebasan los picos diarios de contagios de marzo o abril. 

Cataluña suma 1.044 casos
Cataluña, por ejemplo, notificó ayer 1.044 nuevos positivos, 76 menos que los registrados sábado (1.120), y trece fallecidos, según informó el Departamento de Salud de la Generalitat, que añadió que 592 pacientes continúan ingresados en hospitales, de los cuales 119 se encuentran en unidades de cuidados intensivos. 

Euskadi sumó 610 nuevos contagios, lo que supone el tercer dato de positivos más alto desde el inicio de la pandemia, a unas horas de que se active de nuevo la emergencia sanitaria en la región. En los hospitales vascos han ingresado 18 nuevos enfermos y catorce continúan en UCI a la espera de evolución. 

Navarra registró ayer 160 nuevos casos positivos, la cifra más elevada desde el inicio de la denominada como “nueva normalidad”, y ningún fallecido, aunque hay seis nuevas hospitalizaciones por Covid-19. 

Por su parte, Andalucía registró 455 nuevos casos positivos -79 menos de los detectados del viernes al sábado-, y la cifra de ingresados creció en trece hasta 171 en total, de los que 34 están en la UCI ,y fallecieron cinco personas. 

Murcia cumple la quinta jornada consecutiva superando sus propios récords en el cómputo de contagios desde que se detectó el primero el 6 de marzo, una situación agravada con la aparición de un nuevo brote en la residencia de menores de Alguazas, donde 17 de los 23 usuarios y siete de los 31 empleados han dado positivo. 

El dato de 43 curados entre la medianoche del viernes y el sábado se ve empañado por el incremento en cinco de la cifra de ingresados en hospitales hasta 78, aunque uno de ellos ha salido de la UCI, donde quedan 13. 

Asturias suma quince casos
Asturias confirmó quince nuevos casos, que no están vinculados a los trece brotes detectados desde el fin de confinamiento y entre los que se encuentran dos sanitarios del Hospital del Oriente, en Arriondas. 

Canarias ha sumado 146 nuevos contagios en las últimas horas, la mayoría de ellos en Gran Canaria, con 95. El archipiélago tiene 1.025 casos activos, de los cuales 972 permanecen en su domicilio, 47 están hospitalizados y seis están en cuidados intensivos. 
Cantabria registra 102 casos nuevos entre ayer (63) y lo que va de este domingo (39). Hasta ayer, había 596 casos activos, de los cuales 25 se encuentran hospitalizados y ninguno en la UCI. 

En Castilla y León, nueve personas más se suman a los 117 ingresados en los hospitales de la región, de los cuales dos han tenido que ser tratados en UCI en las últimas horas, lo que eleva a ocho el total de contagiados que se encuentran en cuidados intensivos. 
Por último Extremadura registró 24 casos positivos y un fallecimiento, un hombre de 86 años que estaba ingresado en el Hospital de Coria y que se trata de un caso importado.

Las nuevas restricciones se activan con los contagios en máximos desde el mes de junio