Los madridistas están obligados a conseguir la victoria en Barcelona

El equipo blanco se ejercitó ayer en Valdebebas y se desplazará hoy a la Ciudad Condal efe

El Espanyol intentará romper una racha de cinco temporadas de sequía contra el Real Madrid en su estadio, frente a un equipo que está obligado a ganar para recortar diferencias con la zona alta de la tabla clasificatoria.
El conjunto merengue es un reto para el vestuario de Javier Aguirre, que no podrá estar en el banquillo por sanción. De todos modos, el Madrid también motiva especialmente al grupo, que desea volver a la buena dinámica de resultados tras sumar dos derrotas seguidas: Osasuna en Liga y Alcorcón en Copa.
Las novedades en los planes del preparador mexicano para el partido de esta tarde respecto al encuentro del pasado miércoles son el extremo portugués Simao Sabrosa, el delantero uruguayo Cristhian Stuani, el central argentino Diego Colotto y el lateral Joan Capdevila.

Concienciados
Para el Madrid llega la jornada esperada para recortar distancias en su lucha por el título. Para ello, no podrá fallar más a domicilio y está obligado a ganar al Espanyol.
Concienciados de la prohibición de fallar, viajará en el día del partido el Real Madrid a Barcelona sin el jugador de moda, Jesé, a quien Carlo Ancelotti decide no forzar por la contractura en el gemelo que sufre. Sí viajan dos jugadores ‘entre algodones’. Diego López no sabrá hasta última hora si está en condiciones de defender la portería por culpa de un virus que le ha afectado al estómago. Si juega Iker Casillas será su estreno en Liga.
También decidirá a última hora Ancelotti la presencia de Xabi Alonso. Tras su esperada renovación, la perforación de tímpano que sufre le hace ser duda. No obstante, todo indica a que se probará antes el de inicio en Cornellá-El Prat. Otra novedad sería el regreso del argentino Di María tras la polémica vivida en los últimos días. n

Los madridistas están obligados a conseguir la victoria en Barcelona

Te puede interesar