Alberto Vázquez: “Hay otro tipo de miradas y esto marca un precedente”

22 enero 2017 A Coruña.- Alberto Vázquez presentó en la ciudad Decorado, un corto que ya ha pasado por festivales tan importantes como el de Cannes
|

Dos Goyas no es un doblete al uso porque son dos las cabezas que vigilarán a Alberto Vázquez desde su vitrina, pero el hecho de pisar y volver a pisar la alfombra roja en la 31 fiesta del cine patrio tiene doble valor si se tiene en cuenta que su estilo se aleja de lo industrial. No entiende el lenguaje tridimensional y sí el de las emociones que hace circular por animales: “No es algo que me he inventado yo. Disney ya lo hizo, pero los animales me llevan a la fábula”. Y en este caso, el coruñés carga dos estatuas al lomo por dos fábulas que van directas al público adulto. No titubean y quizá por eso convencieron. 
Antes de que todo esto ocurriera, Alberto selló una quiniela en su cabeza: “Pensaba que a ver si lograba uno, sabía que teníamos posibilidades, los proyectos están bien y siempre tienes expectativas”. Además, no era la primera vez. En 2009, Goya ya llamó a su puerta con el cortometraje “Birdboy”, la antesala de “Psiconautas”, por la que Vázquez y Pedro Rivero se colgaron la medalla como mejor largometraje animado. 
“Decorado” ya avisó en calidad de mejor corto que la noche iba a ser más larga de lo normal y tanto porque a las cinco de la tarde de ayer, Alberto confesó al teléfono que “aún nos estamos recuperando”. Que la vida sigue y que a pesar de que “la primera, la segunda e incluso la tercera semana parece que con un Goya la cosa cambia”, al final, “las dificultades son las mismas y cada vez hay menos ayudas al cine”. 
Espera con ilusión que el 24, “Psiconautas” llegue a las salas de cine: “Lo que sí aportan los Goya es una labor de promoción muy importante”. Alberto está muy contento, sobre todo, porque los dos que se llevó al bolsillo hacen desviar la mirada a la animación que esquiva lo comercial. 
Son un antes y un después: “Esto está muy bien para que se visibilicen porque los premios teóricamente están más enfocados a lo industrial y al cine infantil, que está muy bien que exista, pero hay otro tipo de miradas que se obviaban y esto marca un pequeño precedente”. 
Mientras, la butaca tiene el 24 una oportunidad de conocer la suya, que es sencilla y al mismo tiempo sale de darle vueltas como a un guiso. Su proceso es lento. En este sentido, Alberto le pidió una excedencia a su próximo trabajo para acudir a la gala. A su colección de historias peculiares le añadirá otra, “La guerra del unicornio”, a la que vestirá de largo: “Estamos en fase de desarrollo del guión y será una coproducción gallega-vasco-francesa. 
El 3 de marzo, acudirá al Cartoon Forum de Burdeos a buscar financiación. Allí, introducirán el argumento, “una parodia del género bélico protagonizada por militares que son ositos que van de cacería con unicornios”. Cuenta el dibujante que “está en un punto intermedio entre ‘Apocalypse now’ y ‘Bambi’” con un ritmo al que el lápiz de Alberto no está habituado: “Es casi una peli de acción”, abanderada por animales, como no, que es una forma de borrar la época y el tiempo en que viven los personajes. Él los convierte en atemporales. Universales. A la vez que carreta dos “Franciscos” por la A-6. Uno se lo quedará él, el otro será para el equipo porque “estos premios sirven para poder seguir haciendo y vivir de esto”. n

Alberto Vázquez: “Hay otro tipo de miradas y esto marca un precedente”