Paliza histórica en el Staples

James Johnson celebra la victoria más amplia de las cuatro décadas de vida de la franquicia de Dallas | ALEX GALLARDO
|

La humillación histórica sufrida por los Clippers a manos de los Mavericks (73-124) ocupa el Nº1 del ránking de un domingo negro para los favoritos, del que solo se salvaron los Lakers y los Pacers.

La magnitud del descalabro angelino queda plasmada en un curioso dato: los Mavs anotaron 77 puntos en la primera mitad y, aun quedándose a cero en la segunda, habrían ganado por cuatro de diferencia.

El 22-77 al final de los dos primeros cuartos es la mayor diferencia de la historia al descanso desde que, en la temporada 1954/55, se instauró el reloj de posesión, superando el +47 (88-41) de los Warriors ante los Kings del 2 de noviembre de 1991. El -51 del final es también la mayor derrota de la historia de los Clippers... y la victoria más amplia de los 40 años de vida de los Mavs.

Luka Doncic (24 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias) encabezó el festín texano, que tuvo su punto álgido en el segundo cuarto (14-41). En el bando de los humillados, donde faltó Kawhi Leonard, lo menos malo fueron Paul George (15 tantos) y Serge Ibaka (13, 9 capturas, 1 asistencia y 1 tapón), aunque entre ambos colaboraron con un 0 de 10 al grotesco 4 de 33 en triples del equipo.

 

Sobresaliente Marc

La (son)risa se instaló en la otra acera de Los Ángeles. Los Lakers se deshicieron con facilidad (127-91) de los Timberwolves, en un partido con tres españoles en pista. El más inspirado fue Marc Gasol, que en su tercera comparecencia oficial como laker por fin pudo brillar: 12 puntos, 7 rebotes, 8 asistencias y 4 tapones.

En los Wolves, que ya empezaron el choque a pie cambiado (40-23), Ricky Rubio registró 9 tantos, 4 capturas, 4 pases de canasta y 1 tapón, en tanto que Juancho Hernangómez anotó sus 6 primeros puntos del curso, además de bajar 5 rebotes y colocar 1 tapón.

Los Pacers se anotaron por la mínima (108-107) el duelo de ‘gallitos’ del Este contra los Celtics, y siguen invictos (3-0). Jayson Tatum (25 puntos, 11 rebotes y 5 asistencias), que unos días antes tumbó a los Bucks con un triple en el último segundo, falló esta vez a 1.8 del bocinazo. Siete antes, Domantas Sabonis (19, 10 y 5) había anotado la bandeja que cerró el marcador.

La mala noche de los candidatos continuó con la caída de los Nets en Charlotte (106-104), sellada con dos libres de Terry Rozier (19 tantos) a 5 segundos del final. Gordon Hayward (28, 6 rechaces y 7 pases letales) fue el MVP local ante un rival al que esta vez no le bastó con Kevin Durant (29) y Kyrie Irving (25). Willy Hernangómez sigue sin debutar oficialmente con los Hornets.

Peor aún fue el varapalo (130-110) sufrido por los Bucks contra unos Knicks que no conocían la victoria. Alec Burks (18 puntos y 5 asistencias), Elfrid Payton (27 y 7), RJ Barrett (17, 4 y 8 rebotes) y Julius Randle (29, 7 y 14) formaron un póker de ases inabordable para el rey Giannis Antetokounmpo (27, 13 y 5) y su fiel escudero Khris Middleton (22, 4 y 5).

Por su parte, los Sixers, sin Joel Embiid, cayeron (118-94) a manos de una de las sorpresas del arranque, unos Cavs guiados por Collin Sexton (22 tantos) y Andre Drummond (24 y 14 capturas) a su tercer triunfo en otros tantos encuentros.

El mismo balance presenta la otra sorpresa, los Magic, tras imponerse por 113-120 a unos Wizards huérfanos de Russell Westbrook. Terrence Ross y Markelle Fultz, con 26 puntos por cabeza, capitanearon el éxito visitante.

Brandon Ingram (28 tantos, 11 rebotes y 6 asistencias), Zion Williamson (18, 11 y 5 robos) y Lonzo Ball (16, 8, 5 y 5 pases letales) condujeron a los Pelicans al triunfo (98-95) contra los Spurs. Ambos equipos presentan un balance de 2-1.

El mismo que los Suns tras imponerse por 100-116 a unos Kings que habían ganado sus dos primeros encuentros. Cameron Johnson (21 puntos), Mikal Bridges (22 y 7 rebotes) y Devin Booker (20, 5 y 5 asistencias) fueron los máximos responsables del éxito foráneo.

 

Cuñado decisivo

Un triple de Damion Lee a 2.3 segundos del bocinazo dio a los Warriors su primer triunfo del curso: 128-129 en Chicago, donde su cuñado Stephen Curry (36 tantos y 6 asistencias) ejerció de jefe, con Andre Wiggins (19, 4 y 9 rechaces) como ayudante principal. Zach LaVine (33 puntos) fue el mejor de unos Bulls que siguen sin conocer la victoria (0-3).

Paliza histórica en el Staples