Aficionados y oposición critican el retraso en la reforma de Riazor

Decenas de aficionados hicieron cola para conseguir una localidad para el partido del domingo | pedro puig
|

Los aficionados del Deportivo y los grupos de la oposición en el Ayuntamiento coinciden en criticar al Gobierno local por el retraso en las obras de reforma de la cubierta del estadio de Riazor.
Decenas de personas, que ayer se encontraban en el exterior del recinto deportivo haciendo cola para conseguir localidades para el encuentro del próximo domingo, día 9, entre el equipo local y el Sporting de Gijón, mostraron su malestar con lo que consideran que es una situación que debería, en el peor de los casos, haberse prevenido por parte del Ejecutivo que preside Xulio Ferreiro.
La mayoría de los afectados creen que el Gobierno local debería haber adoptado algún tipo de medida cuando comenzó a quedar patente de que los trabajos no iban a concluir a finales del pasado mes de agosto.
Jorquera
Los políticos locales ayer no tardaron en hacerse eco de la situación que viven los aficionados. Los primeros fueron los miembros del BNG.
El candidato a la Alcaldía Francisco Jorquera emitía un comunicado a través del cual se preguntaba a quien debían de pedírsele responsabilidades “despois do anuncio de que o remate da instalación da nova cuberta finalmente contará cun mes e medio de retraso”.
Tanto Jorquera como la concejala Avia Veira mostraron su malestar “despois de que durante os últimos meses representantes do Goberno local avanzaran insistentemente que las obras estarían rematadas antes da xornada an que o Deportivo se estrearía na casa en liga”.
“Alguén debe ser o responsábel desta descordinación: quen anunciou uns prazos irreais ou quen non cumpriu se os prazos supostamente eran os óptimos. É lóxico, por tanto que se pidan explicacións”, demanda Veira.

Estafa continuada
Por su parte, el grupo municipal del PP afirmó que lamenta que una afición como la del Deportivo “tenga que sufrir las consecuencias de la incompetencia de un Gobierno local de tercera como el de la Marea”.
La portavoz, Rosa Gallego, exige explicaciones al alcalde, Xulio Ferreiro, al tiempo que lo instó a disculparse ante el deportivismo “por la estafa continuada con la obra de la cubierta, que acumula nuevos y continuos retrasos”.
La edil afirma que el mandatario local anuló “por capricho político” el anterior contrato a pesar de que seis documentos e informes lo avalaban”.
También lo acusa de haber puesto en peligro a los aficionados y a los peatones por los desprendimientos que afectaron a la cubierta.l

Aficionados y oposición critican el retraso en la reforma de Riazor