La Tercera Ronda viene con sorpresa

|

La Tercera Ronda juega con el factor sorpresa a favor. Sucedió en el primer tramo, cuyo trazado costaba imaginar hasta que la ansiada apertura al tráfico descubrió a los coruñeses que Riazor y A Grela estaban a tiro de tres minutos.

Ya había sucedido semanas antes con el enlace entre A Zapateira y Ledoño, y su desvío a Alvedro, que alivió a Vilaboa de los transeúntes al aeropuerto y acercó un poco más la Puerta del Sol a la plaza de María Pita.

Ahora los conductores están a punto de descubrir un mundo nuevo en As Rañas. El pequeño núcleo semi rural, que lleva meses padeciendo las molestias de las obras, contará en apenas un mes con un acceso espectacular, que nace en la rotonda a tres niveles de Marineda City, transcurre paralelo a la AC-14 y cuenta en su camino con una amplia rotonda, un puente y una segunda glorieta.

El propio centro comercial disfrutará gracias a este “regalo” de un nuevo acceso independiente del que sus propio promotores pagaron para poder asomarse a la Tercera Ronda.

 Ya acabado > Este nuevo nudo de carreteras, de dos viales de unos 300 metros, sendas rotondas y un paso elevado que las conecta, está ya concluido y dotado incluso de señalización y farolas. Falta, en todo caso, el pintado horizontal.

Los paneles informativos solucionan algunas de las incógnitas que pesaban sobre la AC-14. Así, gracias a las señales se sabe ya que el polígono de Pocomaco y los barrios de Mesoiro y Novo Mesoiro estarán conectados de alguna forma a la Tercera Ronda.

En cuanto a la nueva vía de servicio de Marineda City, no le falta detalle. Gracias a un enlace que rodea Mercadona, quienes entren en la ciudad desde A Zapateira no necesitarán desembocar en el “scalextric” de la avenida de Arteixo para acceder a la zona comercial.

 Oportunidad > La construcción de estos ramales ha revalorizado los terrenos de la zona. Así, han aparecido varios letreros ofreciendo parcelas en venta, alguna de ellas incluso en medio de las diferentes calzadas.

Está previsto que se abra al tráfico el mes que viene.

PERDÓN POR LAS MOLESTIAS

Tras meses de continuas molestias, expropiaciones y cortes de tráfico, los vecinos de As Rañas están a punto de estrenar unos accesos dignos del más moderno barrio residencial. En lugar de la vieja y angosta carretera luce ahora una ancha calzada, entroncada además con el área comercial.

 UN ABANICO DE POSIBILIDADES

El acceso cuenta ya con la señalización, que da una idea fiel de las posibilidades que ofrece el nuevo nudo de la AC-14, con salida directa al polígono de Pocomaco, a Novo Mesoiro, enlace directo al aeropuerto y la posibilidad de enfilar a Lugo y a Madrid sin abandonar la autovía.

 VÍA DE ALTA CAPACIDAD

  La espera habrá valido la pena. Al igual que sucedió en su día en las avenidas de Finisterre y Arteixo, para la conexión con el vial hacia Lonzas y el cambio de sentido para acceder a Marineda City se ha construido un paso elevado que evita las rotondas a un nivel en la circunvalación.

AÚN QUEDA MUCHO POR HACER

Aunque el avance de las obras es una sorpresa esperanzadora, no falta la evidencia de que todavía queda mucho por hacer. Justo debajo del nuevo puente de As Rañas, la AC-14 muere y se estrella contra un muro de montaña aún sin horadar. Alguna torre de alta tensión todavía subsiste junto a la carretera.

 EL ÚLTIMO ENLACE EN LLEGAR

En su día dio mucho que hablar. La necesidad de conectar la zona de Marineda City con Lonzas sin sobrecargar más al avenida de San Cristóbal dio origen a un enlace que ahora se encuentra en fase de excavación, y anegado.

EL VIADUCTO LEVANTA EL VUELO

Probablemente la parte más espectacular de la Tercera Ronda será el viaducto de más de 30 metros de altura que sobrevolará Pocomaco camino de A Zapateira. Los primeros pilares del puente ya levantan del suelo de As Rañas.

La Tercera Ronda viene con sorpresa