Solo 800 vehículos tendrán permiso para circular por las calles de la Ciudad Vieja

Los trabajos de pintado de las plazas en superficie comenzaron ayer y continuarán durante los próximos días hasta el inicio del plan el próximo lunes | javier alborés
|

El próximo lunes comenzará la segunda fase de la peatonalización de la Ciudad Vieja, una zona por la que podrán circular los 800 vehículos autorizados y que contarán con distintivos que los habilite.
Estos vehículos podrán transitar por las calles del casco histórico y también se les permitirá realizar paradas durante 15 minutos, tiempo estimado como oportuno por el Ayuntamiento para que los autorizados hagan sus recados.
El control de la circulación y presencia de vehículos en la Ciudad Vieja y del estacionamiento en los espacios habilitados en su entorno correrá a cargo de la Policía Local.
Los agentes vigilarán que por el casco histórico solo circulen los 800 vehículos autorizados. Según explicó el concejal de Movilidad, Daniel Díaz Grandío, durante un período habrá un dispositivo reforzado y que progresivamente se irá reduciendo, aunque no ofreció la cantidad de agentes que se encargarán de esta tarea.
De esta manera plantea el Gobierno local el control de la peatonalización de la Ciudad Vieja, una decisión con la que se descartan medidas físicas como la instalación de barreras para vigilar qué automóviles acceden a la Ciudad Vieja.
De las calles del casco histórico se eliminan algo más de dos centenares de espacios para estacionar, mientras que entre la calle de la Maestranza y el aparcamiento cercano al Oceanográfico se habilitarán 248 para vecinos, comerciantes y trabajadores de entes públicos. Estas se repartirán entre 155 en el primero de estos puntos y 93 en el segundo. El concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, explicó ayer que con la reordenación de las plazas de aparcamiento se ganan 80 puestos.
Las plazas que quedarán reservadas para los vehículos autorizados serán pintadas de color amarillo, una tarea que comenzó ayer, para su fácil distinción y además contarán con señalización vertical, una tarea que se llevará a cabo el propio lunes.
Los ediles detallaron que en lugares como la propia Maestranza, As Ánimas o la avenida del Metrosidero quedarán plazas “blancas” en las que se podrá estacionar con libertad.

Tráfico
Estas modificaciones se unen a los cambios realizados en los últimos días en el tráfico. A través de ellos, la Maestranza ahora es una calle de sentido único con circulación desde el hospital Abente y Lago hacia la avenida del Metrosidero, se habilitó un giro a la izquierda desde el Paseo Marítimo hacia la calle de Julio Portela Ceballos a través de una rotonda, y también se desplazaron algunas paradas de autobús, además de verse afectados los itinerarios de las líneas 3A y 17.
Según Xiao Varela, estos cambios favorecerán “que non haxa tráfico residual buscando aparcadoiro, porque son zonas moi compactas e separadas das principais vías de circulación”.
Además de las plazas de en superficie también hay aparcamientos subterráneos que ofrecen tarifas especiales con descuentos de hasta el 50% a los residentes y trabajadores afectados de la Ciudad Vieja.
En concreto estos son los de A Maestranza, O Parrote y Marina Coruña y los concejales cifraron en unas 180 las plazas que hasta ahora han sido reservadas por los residentes de la Ciudad Vieja.

Solo 800 vehículos tendrán permiso para circular por las calles de la Ciudad Vieja