Los profesionales, listos para el día en que vuelva el fútbol

Imagen de un partido sin público, algo que cambiará momentáneamente el fútbol y el deporte en general I efe
|

El fútbol no tiene fecha de regreso y mucho menos una vuelta normalizada con los estadios con público en las gradas como antes de la crisis sanitaria, si bien además de los futbolistas también estarán preparados en los recintos deportivos los otros protagonistas, lo trabajadores que hacen posible que se pueda celebrar un partido como los que estarán en el estadio de la Cerámica. Un ejemplo que valdría para cualquier estadio..

Todos los cuentan con un grupo de profesionales que hacen posible poner en marcha el estadio en cada partido que alberga y entre ellos algunos son prioritarios y deberán estar en la reanudación del torneo a puerta cerrada mientras que otros deberán esperar a que se recupere la normalidad. 

Vicente Alpuente, encargado del césped del Estadio de la Cerámica, es uno de los indispensables y ya está al máximo ritmo de trabajo. Reconoce que el club ha estado trabajando para que el terreno de juego esté “perfecto, ya que el césped no se pueda dejar ir, así que ahora que parece que se puede volver a jugar trabajamos para que todo esté bien”.

También deberán estar al pie del cañón los miembros del equipo de seguridad, ya que de regresar el campeonato y aunque sea a puerta cerrada, deberán tener un control. 

En ese sentido, el jefe de seguridad del Villarreal, Manolo Casarrubio, explicó que están a la espera de cómo se da la nueva situación, si bien aseguró que el club tiene “siempre un plan para cada situación”.

Preguntado por su trabajo y cómo se desarrolla en la normalidad, Casarrubio explicó que “cada partido es una historia”, pero agregó que la Cerámica es “un campo tranquilo y, además, la liga es un campeonato que ha mejorado mucho y es también muy pacífico”.

El speaker
Alfonso Sales, es la voz del estadio, el que canta las alineaciones y los goles de la Cerámica, un aspecto que en el caso de regresar el campeonato aún se desconoce si se precisará de su presencia. 

Sales reconoció que “cantar los goles en un campo es muy especial, porque es ese momento que todos esperan en el estadio”, una labor que espera “poder hacer pronto con las gradas llenas”. Otro de los personajes del Estadio de la Cerámica, es el jefe de barras, bares y catering, tanto de gradas como de los jugadores, llamado Asier Manzanos y que sí que deberá estar en el campo probablemente al ser el encargado de controlar la bebida y comida de los vestuarios, una labor que sí que será necesaria. Su trabajo de atender barras y bares del estadio deberá esperar, aunque desea que sea “cuanto antes por el bien de los aficionados y el club”.

Los profesionales, listos para el día en que vuelva el fútbol