Feijóo insiste en flexibilizar el toque de queda

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, tras la rueda de prensa posterior al Consello | lavandeira jr (efe)
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha insistido este martes en la necesidad de flexibilizar el toque de queda y, por ende, de dar herramientas para ello a las autonomías, y, sin esta potestad, no ha podido más que entender al presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que decidió fijarlo unilateralmente a las ocho de la tarde.

"¿De dudosa legalidad? La respuesta es que sí. Pero desde el punto de vista sanitario no es dudosa" una medida proporcionada a la fotografía epidemiológica de esa comunidad, ha indicado el mandatario gallego, que ha confesado que no puede estar más "de acuerdo" con un "colega" que vio que necesitaba tomar esa determinación y que, desamparado, actuó en consecuencia.

Núñez Feijóo, que se desplazó a San Cibrao das Viñas, en Ourense, con motivo de la inauguración de la nueva sede del Grupo Cuevas, dedicado al sector de la alimentación, ha insistido, a preguntas de la prensa, en la urgencia de flexibilizar las medidas para que las comunidades autónomas puedan establecer el toque de queda antes de las diez de la noche sin que ocurra lo que le ha pasado a Mañueco.

El Gobierno recurrió ante el Tribunal Supremo la vulneración del decreto del estado de alarma, que establece el límite de inicio a las diez de la noche.

Núñez Feijóo ha ahondado en la imprescindible cobertura legal y si no se modifica en esta jornada el real decreto ley, la última baza estará en el Consejo Interterritorial de Salud del miércoles, ha dicho.

"Cuando uno delega la responsabilidad de la gestión ha de ser consecuente", ha afirmado Feijóo, que ha defendido que todas las comunidades autónomas cuenten con esa "herramienta" ante una situación de "enorme complejidad".

Hay "toda una franja horaria en la que no podemos actuar", ha recordado. "Si el objetivo sigue siendo el mismo, salvar vidas y mantener la actividad laboral, sanitaria y educativa, lo lógico es que finalizado el trabajo, la gente vuelva a su casa y solamente salga para actividades esenciales, para compras esenciales".

Para lograrlo, lo lógico es actuar sobre el toque de queda, ha esgrimido. Y "quien sabe de la gestión de la pandemia son las comunidades autónomas porque el Gobierno ha dimitido de esa responsabilidad", ha espetado.

"El horario exacto depende de la incidencia en cada comunidad autónoma", ha asegurado el jefe del Ejecutivo gallego, pero él vería "bastante razonable" un horario entre las ocho y las nueve de la tarde, con la posibilidad de modificarlo en zonas donde la situación sea "excepcional" y anticiparlo por ejemplo a entre seis y siete. Esto "se debería contemplar" también, ha manifestado el dirigente 'popular'.

No son criterios "políticos", son "clínicos", y en este sentido ha subrayado que el comité de expertos que asesora a la Xunta lo ha visto de manera "clara y unánime" y son "treinta y cinco".

"No debería ser una discusión. Debería ser simplemente una decisión", ha zanjado Feijóo.

Feijóo insiste en flexibilizar el toque de queda