Casado pide a la Comisión Europea que sea tan exigente ahora como lo fue con Rajoy en su día

Ana Pastor y Pablo Casado llegan a un desayuno informativo | juan carlos hidalgo (efe)
|


Así se pronunció en un desayuno informativo organizado por Europa Press, al que acudió la plana mayor del PP y numerosos presidentes regionales de la formación. También asistieron la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, entre otros.


Casado alertó de los riesgos que suponen para España el plan de Presupuestos que Sánchez pactó con Podemos y confirmó que lo expondrá en Bruselas hoy a sus colegas europeos. Y lo hará, dijo, para “prevenir”: “prevenimos a nuestros socios de que este es el camino a una nueva recesión”.

Por ello, insistió en reclamar a la Comisión Europea que sea tan exigente con Pedro Sánchez, cuando reciba el plan presupuestario del Gobierno socialista, como lo fue con el expresidente Mariano Rajoy.

Pablo Casado reprochó al Gobierno que envíe a Bruselas el cuadro macro económico para 2019 sin haber aprobado la senda de déficit en el Parlamento. Según señaló, se trata de la “primera vez” que ocurre esto. Y además, en su opinión, Sánchez está tratando de alargar la Legislatura con un plan que prevé más gasto público, más déficit y más deuda.

“Va a hacer bueno el Plan E” de Zapatero, exclamó y lamentó las “desviaciones” de gasto público que suponen las cuentas que prevé Pedro Sánchez para 2019. “¿Luego quien lo embrida?”, se preguntó el dirigente del PP.

En su opinión, “estos presupuestos abocan a la próxima recesión. Nos van a llevar a más déficit, más deuda y más paro y es la receta de siempre del PSOE”, ha enfatizado Casado, quien ha afirmado que el PP tiene que “decir la verdad” y contar a la gente lo que está “pasando” porque es “muy irresponsable” lo que está haciendo el Ejecutivo de Sánchez.

El PP cerró ayer filas con su líder y su idea de criticar en Europa los presupuestos. El partido anunció que Casado mantendrá un encuentro bilateral con Merkel por la tarde.

Ante los suyos, el líder del PP admitió que no quiere que se le acuse de desleal, pero defendió no quedarse callado ante el “ataque a la credibilidad de España” que en su opinión suponen estas cuentas, han señalado fuentes presentes en la reunión.

Y en su defensa salieron entre otros, el secretario general, Teodoro García Egea, para quien el PP se debe a España y no a Sánchez, y quien recalcó que “decir la verdad nunca es desleal”.
En la misma línea se pronunciaban otros dirigentes como el responsable de Organización, Javier Maroto, o el exportavoz en el Congreso Rafael Hernando. Maroto defendió que Casado hable “bien del país” y “mal” de los presupuestos y Hernando consideró que lo que hace el líder es “defender al conjunto de los españoles” .

Algunos en el partido admitieron no obstante el riesgo de que calen las acusaciones de deslealtad, pero insisten en cualquier caso en defender este discurso duro contra la política económica de Sánchez, que según subrayan aceptó “podemizar” las cuentas para mantenerse en La Moncloa.

En la reunión que los populares celebraron ayer  en cualquier caso, el mensaje principal de Casado fue el de “todos a una” ante las próximas citas electorales.

Casado pide a la Comisión Europea que sea tan exigente ahora como lo fue con Rajoy en su día