La RAG celebra el hallazgo de cuatro textos inéditos de Rosalía

GRA225. A CORUÑA, 16/01/2014.- El presidente de la Real Academia Galega, Xesús Alonso Montero (c), acompañado por el secretario de la RAG y profesor de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), Henrique Monteagudo (i) y el presi

El descubrimiento de manuscritos autógrafos que contienen versos desconocidos de la poetisa Rosalía de Castro coincide con el sesquicentenario de su memorable “Cantares Gallegos” y arroja luz sobre los inicios de su carrera literaria en gallego y los últimos pasos de su obra en castellano. La Real Academia Galega ha vuelto a “izar la bandera de Rosalía”, en palabras de su presidente, Xesús Alonso Montero, en la celebración de un hallazgo que “a estas alturas parecía imposible”, pues ya hace 129 años del fallecimiento de la escritora gallega.
Alonso explicó ayer, en un acto en la RAG, junto al presidente de la Fundación Rosalía, Anxo Angueira, que “es un día grande no solo para la Academia sino para el rosalianismo universal” y expresó su deseo de que pronto aparezcan más documentos, pues tiene noticias de que una familia compostelana posee un libro perdido de la misma autora, quizá “Historia de mi abuelo”. En total están sobre la mesa en este momento cuatro textos inéditos, -uno en gallego y tres en castellano-, todos hasta ahora desconocidos, además de otros documentos autógrafos que fueron incluidos en la segunda edición de “En las orillas del Sar”, probablemente por su marido, Manuel Murguía.
El secretario de la RAG y profesor de la Universidad de Santiago, Henrique Monteagudo, subrayó el especial valor de los textos inéditos que han “brotado” sesenta años después de que se localizase el último manuscrito de Rosalía de Castro.
El académico asegura que no pensaba “localizar textos inéditos de Rosalía porque a estas alturas parecía imposible” y además uno está escrito en gallego, algo muy inusual tras la quema de las hijas de la autora de todos sus documentos tras su muerte.
La investigación encontró los poemas entre una serie de papeles que fueron donados por Gala, hija de la escritora, a Manuel Casás Fernández, quien fue alcalde de A Coruña entre 1925 y 1927, bibliotecario y presidente de la RAG, por lo que dejó todo en la biblioteca municipal. Sin embargo, “todo pasó desapercibido”, incluso para su primer propietario, Manuel Murguía.

La RAG celebra el hallazgo de cuatro textos inéditos de Rosalía

Te puede interesar