El Arosa desmenuza al Fabril

Deporte Campeón-2017-02-06-011-0fe542ee
|

Atacó mejor, defendió mejor, trató mejor el balón, leyó mejor el partido; en definitiva, fue mejor. El Arosa desmenuzó al Fabril en un partido en el que, pese al irregular estado del césped de A Lomba, rozó la perfección. El gol de Sylla y el doblete de Julio Rey hicieron justicia en un marcador maquillado por Corredera alcanzando el ocaso.  
Salvo durante diez minutos, en los que se le notó cierto cansancio o imprecisión, el Arosa fue dueño y señor del juego en el primer tiempo. Aunque sin grandes ocasiones, el conjunto arlequinado dominó todas las facetas del juego. Una buena señal de que el equipo de Otero iba muy en serio contra el Fabril fue la responsabilidad de Suso Martínez. El lateral izquierdo del Arosa, al que acompañan siempre un abanico de recursos técnicos y florituras, manifestó su versión más práctica, como el resto de su equipo.
Una vez más, Sergio Santos fue el líder del Arosa en el centro del campo. Acompañado en una posición de más equilibrio por Óscar, soberbio a nivel táctico, y por Julio Rey, con una chispa de velocidad superior a la del resto, el ‘8’ del cuadro vilagarcián ofreció un auténtico recital con y sin balón. El trío de peloteros del cuadro local pasó por encima de los tres centrocampistas del Fabril: Edu, Queijeiro y Molina. Este último dispuso de la ocasión más clara del filial en la primera parte; su trallazo desde la frontal fue desviado por un defensa local sobre la línea de gol. Por su parte, el Arosa merodeó el área deportivista sin concretar ocasiones claras.
Ni un minuto había transcurrido de la segunda mitad cuando Julio Rey se hizo con la pelota en el costado derecho, la llevó hasta el lateral del área y sirvió a Sylla para que, a escasos metros de la línea de gol, anotase el 1-0 con un remate cruzado a la derecha de un indefenso Cobo. 

penalti
Sin tiempo para recuperarse del mazazo, el Fabril descubrió como el partido se le ponía aún más cuesta arriba. En una conducción de Antón Vilas de derecha hacia dentro, Nacho Monsalve interrumpió la acción con las manos apoyadas sobre el césped. El esférico impactó en su brazo derecho y Zulema González, que se encontraba muy cerca de la jugada, pitó y señaló el punto de penalti. Julio Rey lo ejecutó (2-0) a la derecha de Cobo, que se lanzó a la izquierda. 
El Fabril pudo meterse en el partido en uno de los pocos arreones con los que avisó durante los noventa minutos. Manu Molina metió un gran pase entre central y lateral para Jardel y el punta portugués, cara a cara con Lloves ligeramente escorado a la derecha, desperdició la oportunidad de hacer el 2-1 con una vaselina que salió por encima del larguero. 
Pese al 2-0, el Arosa no dejó de atacar, o especificando un poco más, de contraatacar. Con el primer cambio buscó profundidad el equipo local: al banquillo Antón Vilas y al campo el debutante Fran Monroy. Sylla pasó a la derecha para aportar más trabajo en defensa y más verticalidad en ataque. Precisamente desde esa banda derecha nació el tercer gol de la tarde. Una internada del lateral Vitra, que controló bien a Pinchi y se lanzó al ataque con buen criterio, en el área terminó con el derribo de Monsalve, que no reaccionó ante el recorte del ‘2’ local. Aunque en primera instancia Eloy agarró el balón para tirar el penalti, los gritos de Xurxo Otero desde la grada de A Lomba –no pudo ocupar su plaza en el banquillo por sanción– provocaron un cambio de planes: Julio Rey era de nuevo el elegido. Disparó al medio, permitiendo a Cobo desviar la pelota, pero él mismo cogió el rechazo y, prácticamente a puerta vacía, metió (3-0) el cuero en la red. 
La reacción de Cristóbal Parralo fue inmediata: triple cambio en el minuto siguiente. Queijeiro, Pinchi y Manu Molina –señalados o no– fueron sustituidos por Hugo Rama, Corredera y Carreón. Cobo salvó el 4-0 en un remate de Manu Justo en el segundo palo y Corredera, a pase de Galán, maquilló el resultado en el minuto 88.

El Arosa desmenuza al Fabril