Seis de cada diez encuestados consideran que la enseñanza es regular o mala

|

  El 61,8% de los españoles considera que la situación de la enseñanza es regular (un 38,2%), mala (un 17,8%) o muy mala (un 5,8%), un problema que atribuyen a diversas causas, como la falta de medios –profesores o materiales–, la baja exigencia a los estudiantes y la poca motivación del profesorado.
Además el 56,8% de los españoles cree que el Estado destina demasiado poco a esta partida, mientras que un 50,7% considera lo mismo en el caso de las comunidades. Solamente un tercio de los españoles está satisfecho o muy satisfecho con la educación o cree que la enseñanza, hoy, es mejor de la que España tenía hace diez años (frente al 40,5% que opina que es peor). El apoyo a la educación pública es mayoritario entre los encuestados, quienes opinan que “funciona mejor” la enseñanza pública (un 35,8%) que la privada (más eficaz para un 25,4%) o la concertada (14,3%).
En esta misma línea, a la pregunta “¿A qué tipo de centro educativo llevaría a sus hijos?”, más del 50% dice preferir los públicos, tanto para la educación infantil, como para la primaria, la secundaria o la universitaria (en esta última, el porcentaje de quienes eligen las universidades públicas llega al 64,3%). Los centros privados y, después, los concertados, quedan  claramente detrás de los públicos, con porcentajes cercanos al 25% en los primeros y algo superiores al 15% en el segundo tipo. Sin embargo, cuando se consulta sobre ventajas concretas de cada centro, los encuestados atribuyen más virtudes a los privados y concertados que a los públicos, ya que, dicen, son más eficaces, transmiten más conocimiento, son más exigentes con los estudiantes y aportan más posibilidades de conseguir un empleo.

Seis de cada diez encuestados consideran que la enseñanza es regular o mala