La Policía belga abate a un yihadista vinculado con los atentados de París

|

Un sospechoso murió durante el asalto a una vivienda del barrio bruselense de Forest con el que la Policía belga puso fin a un operativo antiterrorista de varias horas, que comenzó con una redada a primera hora de la tarde y desembocó en varios tiroteos entre las fuerzas de seguridad y uno o varios individuos.
La Fiscalía federal confirmó que un sospechoso fue neutralizado, pero no dio más detalles sobre su identidad, ni ha aclarado si se encontraba solo o estaba acompañado por otras personas.
Un hombre armado con un Kalashnikov fue abatido en un jardín o terreno descubierto junto a la vivienda que rodeaba la Policía pasadas las 18.00 horas, según la versión del asalto recogida por varios medios belgas, aunque la cadena RTBF cita fuentes de la investigación para situar el cadáver dentro de la vivienda y no fuera.
El amplio despliegue policial y el perímetro de seguridad instalado, sin embargo, se mantenían una hora después, lo que ha llevado a especular con que podría haber más sospechosos escondidos en la vivienda asaltada o que se hubieran dado a la fuga.
El operativo se enmarca en la investigación abierta en relación a los atentados de noviembre en París, pero no directamente con la búsqueda del terrorista fugado Salah Abdeslam.
El despliegue  comenzó a primera hora de la tarde con una redada ordinaria en un apartamento que los agentes esperaban encontrar vacío, pero en el que han sido recibidos por disparos de “armas pesadas”.
Tres agentes de Policía belga resultaron heridos en esta primera pesquisa, en la que estaban acompañados por dos agentes franceses, como parte de la cooperación reforzada entre los dos países. Ninguno de los heridos reviste de gravedad.
Un cuarto agente de Policía resultó herido en uno de los tiroteos que siguieron a la primera redada, después de que uno o varios sospechosos escaparan del apartamento por los tejados de los edificios colindantes hasta atrincherarse en la calle de Dries.
Una portavoz de Policía del distrito centro confirmó a la cadena RTL que el primer tiroteo tuvo lugar en torno a las 14.45 horas. La Policía ha acordonado la zona y el tráfico está cerrado en las calles afectadas.
Como consecuencia del cierredel barrio de Forest para continuar el operativo policial, se suspendió el tránsito de varias líneas de autobús y de tranvía. Además, los alumnos de varios colegios y guarderías sitos dentro del perímetro de seguridad tuvieron que permanecer en los recintos durante varias horas.
Desde que Bélgica abriera una investigación para aclarar los vínculos belgas con los atentados de París, se han llevado a cabo numerosas redadas.

La Policía belga abate a un yihadista vinculado con los atentados de París