El nuevo fármaco para la Hepatitis C le da esperanza a 40 pacientes del Chuac

28 MAYO 2008 PAGINA 11 A CORUÑA.- LA INCIDENCIA DEL VIRUS DEL SIDA EN LA CIUDAD SE ESTABILIZA CON 32 CASOS AL AÑO EN LA FOTO JOSE GARCIA BUITRON, JOSE DOMINGO PEDREIRA Y JOSEFINA VALIÑAS AYER EN EL JUAN CANALEJO
|

La inclusión por parte del ministerio de Sanidad del antiviral que se presenta como revolucionario para acabar con la Hepatitis C, supondrá una luz al final del túnel para 40 pacientes del Chuac, que esperaban la noticia con angustia al encontrarse en una fase muy avanzada de la enfermedad.
Es más, cuenta el doctor José Domingo Pedreira, jefe del servicio de Medicina Interna del centro coruñés, que hubo casos que se hicieron con el medicamento por 60.000 euros, que es el precio del que partía el laboratorio Gilead y que el Gobierno ha conseguido por 25.000 euros.
El especialista señalaba que la concesión del fármaco con una eficacia de más del 90% es un avance para los afectados crónicos con un cuadro que fácilmente puede derivar en cirrosis, cáncer o trasplante hepáticos si la administración tarda más de lo previsto en permitir su entrada. Y es que aunque la circulación del mismo está aprobada para el 1 de octubre, el doctor recuerda que la burocracia no se caracteriza por ser rápida y solo espera que las pautas se superen cuanto antes.
Explica José Domingo que muchos de ellos “recibieron los tratamientos convencionales que teníamos que son menos eficaces” y en todo caso, ellos serán los primeros a los que suministrarán sofosbuvir, que según el especialista, ofrece todo ventajas. Se administra por vía oral y apenas tiene efectos secundarios.
La medicina significará dar un paso de gigantes en la lucha contra un mal que se presenta muy grave para cerca de 400 gallegos. Esto y la inclusión el pasado 1 de agosto de simeprevir, otra novedad del mercado no tan infalible, pero igual de importante, hace que el experto se muestre enormemente satisfecho: “Los dos es una pastilla al día y se pueden combinar”. Esto dependerá de la gravedad y el estado clínico del paciente.
En este sentido, el doctor Pedreira lo tiene claro: “La salud tiene que estar por encima de todo” y su eficiencia permitirá un ahorro para las arcas del estado porque “no se trata de un fármaco para mejorar al paciente, sino para curarle”. Aunque reconoce que es caro, “lo que no se puede tener es a un señor de 40 años muriéndose y que haya un fármaco que le pueda curar”. El especialista no admite que un antiviral con un porcentaje tan alto de curación no entre en la Seguridad Social por su coste.

El nuevo fármaco para la Hepatitis C le da esperanza a 40 pacientes del Chuac