Galicia retoma la inoculación con las 350 vacunas que quedaron en reserva este domingo

Un trabajador abre una de las primeras cajas con dosis que llegó a Galicia | efe
|

La Xunta retomará hoy la campaña de vacunación contra el Covid-19 con 350 dosis que quedaron en reserva el pasado domingo, una decisión avalada por el comité clínico que hace las labores de asesoramiento en la gestión de la pandemia y que optó por no perder ni un solo día.  

De este modo, informa la Consellería de Sanidad, se emplearán las dosis que quedaron en reserva tras la administración del antígeno en la residencia compostelana de Porta do Camiño.

Son un total de 350 que se repartirán entre Fogar Residencial Bellolar, en el área sanitaria de A Coruña-Cee; residencia de maiores de Caranza, en Ferrol; residencia de maiores de Burela (Lugo); vivienda comunitaria residencial San Marcos, en el área sanitaria de Ourense, Verín y O Barco; Fogar Residencial Servisenior, en Vilagarcía (Pontevedra); residencia Los Ancárgeles, en el área sanitaria de Santiago y Barbanza; y Residencia Santa Ana, en el área sanitaria de Vigo.

Las vacunas serán supervisadas por los gerentes de las correspondientes áreas sanitarias.

El atraso en la llegada de la segunda remesa de vacunas Pfizer y BioNTech a España, con 18.000 unidades para Galicia, provocó que el Servizo Galego de Saúde (Sergas) ya reprogramase para el miércoles la reanudación completa de su campaña de vacunación en residencias de mayores de las siete áreas sanitarias.

De este modo, la Xunta recibirá la segunda entrega hoy y no ayer, tal y como estaba previsto, por lo que la vacunación comenzará finalmente el miércoles una vez las dosis hayan pasado por el proceso de descongelación.

 

Feijóo lamenta el retraso

Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, lamentó ayer el atraso anunciado por Pfizer y esperó que no haya “ruptura de stock” de las dosis, algo subrayó que “no debería volver a producirse”.

Tras reunirse en Santiago con el presidente de la Comisión de Coordinación e Desenvolvemento Rexional do Norte de Portugal, António Cunha, Feijóo advirtió contra la “desconfianza” que se daría a los ciudadanos si este corte de suministro se vuelve a producir, máxime cuando la segunda dosis se debe poner “en un plazo máximo de tres semanas”.

“Todo parece una irresponsabilidad del tema logístico del laboratorio”, explicó Feijóo, aunque apeló también a que las administraciones sean “prudentes” antes de “concretar y publicitar las entregas de vacunas”.

 

Un operativo que “funcionó”

El mandatario gallego señaló respecto al comienzo de  la inoculación de las primeras dosis a usuarios y trabajadores de la residencia Porta do Camiño de Santiago que el operativo “funcionó” desde el punto de vista logístico y subrayó que los profesionales de enfermería trabajan “con rigor”.

Así, aunque reiteró que el Sergas está “preparado” para continuar con la campaña para cubrir a las 37.000 personas de las residencias gallegas.

“Estamos preparados, tenemos 2.200 profesionales de enfermería para vacunar, sabemos hacerlo, está pautado”, insistió Feijóo, al tiempo que lanzó la petición a aquellas personas que vayan a someterse a la dosis que “lleve ropa que facilite” el acceso al brazo.

Asimismo, a preguntas de los medios, el presidente de la Xunta rechazó pronunciarse sobre el polémico envoltorio de las cajas con las que las vacunas llegaron a España, puesto que llevaban el logotipo del Gobierno.

“No voy a comentar la envolvente de las cajas de las vacunas”, subrayó y manifestó que le interesa “mucho más la periodicidad” de la entrega de las dosis.

Galicia retoma la inoculación con las 350 vacunas que quedaron en reserva este domingo