Los enfermos de cáncer de colon han aumentado, pero las soluciones también

Copia de El Ideal Gallego-2014-04-13-011-56dc52e9
|

Cada día entra por la puerta del Chuac un nuevo caso de cáncer de colon. El aumento de este tipo de tumor es una evidencia en una sociedad, la coruñesa, que al igual que el resto del país no se distingue por llevar hábitos de vida saludables. Se despista en el supermercado esquivando las frutas y las verduras y opta por el sedentarismo como deporte nacional. No ejercita los músculos.
Es por eso que blinda los mecanismos de defensa y los expedientes se agolpan en la mesa de un comité de especialistas donde se integran todas las unidades a las que salpica el cáncer. El doctor Valladares coordina el trabajo. Cerca de 25 médicos se reúnen todas las semanas para buscar el mejor diagnóstico a pacientes nuevos y realizar de paso un control a los que ya han sido tratados. Se trata de dar con la medicación apropiada, la menos tóxica y la más específica, porque los enfermos han aumentado, pero las soluciones también. Y es que en la actualidad, el de colon es el segundo órgano más afectado por tumores en el caso de la mujer y el tercero del hombre.
La incidencia tiene también que ver con el hecho de que las expectativas de vida han crecido. Señala el experto que la enfermedad ataca con fuerza a partir de los 65 años con un alto porcentaje de afectados entre los 50 y 60 años. Precisamente porque los índices de enfermos de cáncer de colon se han disparado, el Sergas lanzará una campaña de cribado en los próximos meses.
El objetivo será detectar posibles pólipos a través de la sangre oculta en las heces. Aunque en otras comunidades ya está funcionando, Galicia está en compás de espera. Aún así, el doctor Valladares advierte que se puede pedir la prueba al médico de familia.
De resultar positiva, los especialistas atajarían de raíz un mal sobre el que se han dado pasos de gigante. Primero, porque la medicina molecular ha generado fármacos más precisos, atendiendo a la tipología del tumor y a su mutación. Después, porque en caso de tener una predisposición genética a sufrirlo, la medicina ofrece medidas preventivas que pasan por un seguimiento austero y por extirpar el órgano si hace falta. Estos supuestos representan el 5 al 10% del total. Desde cirujanos, especialistas en el aparato digestivo y en anatomía patológica a oncólogos, entre otros, todos son partícipes del proceso. La filosofía del Chuac ha cambiado. Esto unido al boom que ha experimentado la medicación hace que cada vez sean más los que sobreviven a un cáncer de colon. ¿El inconveniente? El precio de los fármacos, que “se ha multiplicado por miles”.

cobertura sanitaria
En este aspecto, la medicina es clave para asegurar la equidad. Al igual que la Administración, “que se tiene que asegurar que cuando un tratamiento está correctamente indicado, tiene que haber los recursos para administrarlo”. Ahí es donde viene el problema. Valladares explica que si bien algunas comunidades pecan de despilfarro, otras se quedan cortas y no ofrecen la cobertura necesaria para aplacar el tumor.
La Sociedad Española de Oncología Médica pone el grito en el cielo ante estas actuaciones precarias y convoca a los especialistas para que no sean cómplices y denuncien. El médico lo tiene claro: “Si no podemos comprar los fármacos es por decisión política”, pero valora el comportamiento racional de sus compañeros. Asegura que aquí se suele dar siempre en la diana.

Los enfermos de cáncer de colon han aumentado, pero las soluciones también