Los pilares de la economía coruñesa culpan al Gobierno local de sumir a la ciudad en una parálisis

|

El Gobierno municipal cierra una semana especialmente dura por las críticas a su labor de Gobierno hasta el momento y, particularmente, en los últimos meses. Los principales sectores económicos de A Coruña, los que la sustentan, acusan al Ayuntamiento de abocar a la urbe a la parálisis por la falta de gestión desde el Palacio Municipal de María Pita. La mayoría de los actores implicados en la retahíla de acusaciones coincidieron en que la principal traba al avance económico es la lenta o, supuestamente inexistente, tramitación de las licencias solicitadas para las más dispares actuaciones. 
Abrieron brecha los comerciantes y los hosteleros y luego los lamentos por las políticas del Ejecutivo local fueron llegando desde todos los ámbitos. La Federación Unión de Comercio Coruñesa denunció la falta de planes de las distintas concejalías de cara al impulso de un mercado laboral y de servicios que todavía sufre la crisis. 

sin agenda
Pero su presidente, Antonio Amor, fue aún más allá al asegurar que, según la percepción de la ciudadanía, no hay una hoja de ruta sobre qué hacer a nivel general. Ayer mismo, Amor, se sintió animado porque el tiempo ha demostrado que no eran los únicos que detectaban una paralización absoluta. 
En la misma línea se manifestaron desde la Federación de Autónomos de Galicia e, incluso, los vecinos que no entran dentro de ese mercado económico hasta el último eslabón ya vistos como trabajadores o consumidores. En este último rol resultan fundamentales para el comercio y la hostelería. Las licencias tocan de distinta forma a ambos. 
Mientras las tiendas de proximidad no se han topado con las pegas porque normalmente los negocios abren y, a posteriori, les llega la documentación, a los hosteleros sí les urge contar con unos permisos en orden para sus terrazas con el objetivo último de que la Policía Local no los multe al visitar sus locales. 
El presidente de la Asociación de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete, pidió que al menos se atienda al trabajo que le han ahorrado a Movilidad Sostenible respecto a la selección de las mesas y sillas que se colocarán en las calles. Ahora demandan el visto bueno al mobiliario para iniciar su compra, pues están a la espera para no hacer inversiones en balde. 

reuniones de trabajo
Amor sí avanzó que el colectivo al que representa pedirá reuniones con Cultura y el Instituto Municipal Coruña Espectáculos (IMCE) para tratar de llegar a acuerdos con los que estirar y beneficiarse al máximo de la Tall Ships Race que recalará este verano en el puerto. En este sentido, critican que aún no se haya conversado nada sobre una celebración que supondrá un retorno económico importante. 
Mientras unos proyectan por su cuenta para dar pasos al frente aunque sea solos, otros se ven impedidos por la falta de permisos como es el caso de los empresarios y constructores. 
La Cámara, mucho más comedida en sus críticas, también dejó entrever el descontento con la falta de movimientos. El presidente de la institución, Marcelo Castro-Rial, invitó a todas las fuerzas políticas con representación en María Pita a alcanzar un acuerdo sobre los presupuestos “a fin de agilizar la actividad económica”. Respecto a las arcas municipales, Castro-Rial solicitó aceleración “tanto en lo que afecta al apoyo de nuevas iniciativas como en lo que tiene que ver con la propia dinamización del sector comercial y hostelero”. 

un voto de confianza
Por su parte el concejal de Empleo y Economía Social, Alberto Lema, negó ayer la supuesta parálisis. “A campaña de Nadal foi moi boa e a ocupación hoteleira medrou; estes son datos obxectivos e non percepcións interesadas desde axentes que, sospeito, teñen un prexuízo negativo cara nós”.  Además, recalcó la mejor evolución del paro que a nivel gallego.
Pese a pequeñas puntualizaciones parece que la nota positiva la aporta la Asociación de Hospedaje de A  Coruña (Hospeco). Su principal representante, Rafael Benito, defendió que entre ambas instituciones existe un diálogo fluido: “Nos llaman y cuentan con nosotros y nuestras opiniones para aquellos pasos que se van dando”. 
En este sentido, el presidente de los hoteleros se congratuló de que exista “un plan turístico para 2016 con varias acciones repartidas a lo largo del año en la ciudad”. 
“Algunas gustarán más o menos y pueden ser más o menos acertadas pero, al menos, hay un pequeño guión”, resalta. 
Una de las principales pegas que se le podría achacar al equipo del alcalde Xulio Ferreiro es la falta de diligencia para buscar a un nuevo gerente del Consorcio de Turismo. No obstante, Benito confía en que la nueva convocatoria del concurso público salga “a lo largo de este mes o la primera semana de febrero”.
 

Los pilares de la economía coruñesa culpan al Gobierno local de sumir a la ciudad en una parálisis