Oleiros-Centenares de personas acuden al cierre de las fiestas de Dorneda para degustar callos y mejillones

|

10-2

  redacción > oleiros

  Un año más los vecinos de la parroquia de Dorneda acudieron a la llamada de sus fiestas patronales en honor a la Virgen del Rosario. Durante cuatro días, cientos de vecinos y visitantes no se han querido perder las diferentes actividades lúdicas que comenzaron el jueves con una gran sardiñada y verbena.
La gastronomía es uno de los puntos fuertes de estos festejos en los que también se pudo degustar una excelente paella el viernes y una gran churrascada el sábado. Para terminar, una degustación de callos fue el antepenúltimo plato preparado por la organización, toda una experta en las comidas multitudinarias.
Para amenizar la espera de las personas que hicieron cola para disfrutar de este manjar, la comisión de fiestas programó una sesión vermú que sirvió, al mismo tiempo, para que los comensales pudiesen bajar la comida. La “troula” del mediodía dio paso al partido de solteros contra casados y al partido femenino de fútbol siete, que tuvo lugar dos horas después del masculino.

Fin de fiesta > Si los garbanzos y la carne de cerdo sirvieron de menú, para la cena, la organización optó por un menú un poco más ligero. Cerca como están de Lorbé, Dorneda hizo alarde de uno de los productos estrellas del municipio y ofreció a los que se acercaron a las ocho de la tarde al campo de la fiesta una mejillonada. Para despedir las fiestas de la Virgen del Rosario, aún hubo tiempo para una última verbena que corrió a cargo de la orquesta Troco.
Sin embargo, Oleiros no fue el único municipio del área metropolitana que este fin de semana celebró sus fiestas patronales. De hecho, en Oza dos Ríos también hubo dianas y alboradas, pasacalles y baile al medio día y por la noche con la orquesta Fania Blanco Show.
En este municipio, hoy será el día grande con una gran churrascada y la actuación de la conocida París de Noia.


 

Oleiros-Centenares de personas acuden al cierre de las fiestas de Dorneda para degustar callos y mejillones