O Noso Burgo exige que se mejore la plaza de Moncho Reboiras

Los vecinos denuncian que el único banco de la plaza está muy deteriorado
|

La asociación de vecinos O Noso Burgo exige al Gobierno local de Culleredo que se lleven a cabo mejoras y reformas en la plaza de Moncho Reboiras, situada en pleno casco urbano de la parroquia.


La entidad entregó al Ayuntamiento, a través del registro, un comunicado en el que se detallan las quejas formuladas por los residentes en la mencionada calle.


“La plaza tiene las baldosas de las escaleras levantadas y muchas de ellas ya faltan y además carece de mobiliario urbano”, se indica en el escrito.
La asociación, que preside Ramón Sixto, también afirma que el único banco público del parque se encuentra desguazado, le faltan trozos de madera, está despintado y el entorno ajardinado precisa de mantenimiento.


“Por si fuese poco es un lugar donde, según los vecinos, al atardecer se reúnen jóvenes a consumir cannabis –por el olor que perciben los residentes–, ya que es un lugar muy recogido, pero que para los que allí viven no lo consideran apropiado para los niños”, añaden desde la asociación.
O Noso Burgo, por todo ello, solicita al Ejecutivo municipal que se dote a la plaza de Moncho Reboiras de mobiliario urbano, que se arregle el firme reponiendo las baldosas que se precisen y que se vigile el medio ambiente incluyendo incluso más presencia policial sobre todo por la tarde.
Alternativa dos Veciños


Por su parte, el grupo municipal de Alternativa dos Veciños afirma hacerse eco del malestar de los vecinos del núcleo de A Zapateira y de sus denuncias por la situación en las zonas de los túneles Rías Altas 1 y 2, frente a la urbanización Aguasmansas.


“A punto de cumplirse un año de la denuncia realizada por el grupo de Alternativa, con motivo de la situación de abandono de las zonas próximas a Aguasmansas, los residentes continúan padeciendo los destrozos provocados durante la limpieza anterior. A lo que se suma la falta de limpieza actualmente”, apunta la portavoz, Alicia Ferreiro.


La concejala dice lamentar que el Gobierno local que, según ella, en su día asumió su responsabilidad en los destrozos causados, actualmente achaque la situación a la disolución del ente que conservaba la urbanización.


Ferreiro recuerda que esa disolución fue aprobada por la corporación en pleno, a propuesta del responsable de la entidad.
“Exigimos al Gobierno local la reparación de los destrozos y el mantenimiento adecuado de las zonas de los túneles”, apostilla la edil, a través de un comunicado hecho público ayer.


Cabe recordar que la urbanización Aguasmansas fue una de las más afectadas por la construcción de la Tercera Ronda. La infraestructura obligó a levantar dos túneles y diversos muros para insonorizar en lo posible el entorno. Sin embargo, la solución adoptada en su momento conlleva problemas a los residentes.

O Noso Burgo exige que se mejore la plaza de Moncho Reboiras