Las galerías vuelven a conectar las calles Real y Olmos antes de que finalice la rehabilitación

Copia de El Ideal Gallego-2016-01-29-008-89698a42
|

El Centro Real, las galerías comerciales que se incendiaron el verano pasado, han retomado su papel con nexo de unión de las calles Real y Olmos. Los obreros ultiman la rehabilitación del inmueble tras el fuego pero algunos de los negocios ya llevan un tiempo operando y otros arrendatarios regresarán pronto. Sin embargo, el suceso dejará un poco más vacío el centro comercial por el traslado de algunos establecimientos durante la reforma y la jubilación de varios vendedores. 
Hace escasos días las galerías estrenaron un nuevo inquilino: La Central Heladera. Junto a Garrote, Bordados Gelines y Raúl Peluqueros sobrevive al tiempo que se rematan las obras. Lo positivo es que desde el pasado miércoles todos los negocios reciben tránsito tanto desde la calle Real como desde los Olmos porque los obreros han retirado las vallas que mantenían dividida a esta particular comunidad de vecinos. 
Los empresarios reconocen que falta que Gas Natural Fenosa fije el suministro energético definitivo, pues ahora trabajan con un generador que habilitó para disponer de la luz de obra.  
Respecto al regreso de sus compañeros, tales como los gestores de la cafetería –en la que continúan las actuaciones–, todos son muy conscientes de que no volverán a ser los que eran. Negocios como Más que telas se mudaron al exterior y otros aceleraron el cierre por jubilación.

Las galerías vuelven a conectar las calles Real y Olmos antes de que finalice la rehabilitación