Basas y Miso condenan al Leyma

|

Concluyó la buena racha del Leyma Basquet Coruña en la LEB Oro, después de que el Baloncesto Oviedo se llevara ayer la victoria de Riazor. Un triunfo cimentado en dos de los ‘bajitos’ del cuadro asturiano: el escolta Andrés Miso (que acabó con 31 de valoración) y el base Ferrán Basas (29). Ambos jugadores fueron determinantes en un encuentro en el que los herculinos hicieron lo que pudieron para prolongar su racha de victorias consecutivas, pero acabó sucumbiendo y, además, perdiendo el average particular con un rival directo en la lucha por entrar en playoffs.
Comenzó el encuentro con el Baloncesto Oviedo demostrando que estaba dispuesto a amargar la tarde a los coruñeses y a sus aficionados. Anotaron 27 puntos en el primer cuarto, aunque los naranjas también acertaron, con 22. En el segundo, los asturianos siguieron con su particular martillo pilón, anotando prácticamente todo lo que tiraban. Hasta el punto que al descanso ya habían anotado 50 puntos, por 39 de los locales.
Las cosas se empezaron a equilibrar en el tercer cuarto. Parcial de 17-19, pero a todas luces insuficiente, ya que los ovetenses afrotaban los últimos diez minutos con trece puntos de diferencia (56-69).
El Leyma hizo el arreón final en el cuarto definitivo. Pero Oviedo Baloncesto supo administrar bien su renta y mantener a raya a los coruñeses, llevándose la victoria por 76-85.
Un resultado que se cimentó gracias a los espectaculares números de Bassas y Miso. Este último anotó 29 puntos, con pleno en tiros de dos (4/4) y un gran porcentaje en triples (7/11).
Por su parte, Bassas aportó 15 puntos, con tres de tres en triples y once asistencias. Ambos estuvieron bien ayudados por Zaid Hearst, que con 3/4 en triples también fue una pesadilla para los coruñeses.
Fue un auténtico bombardeo el que recibió ayer la canasta del Leyma. Los visitantes metieron 17 triples de 30 intentos. Es decir, más de la mitad de sus puntos (51) los consiguieron desde más allá de la línea de 6,75.
Y, cuando un equipo está tan inspirado, es muy difícil darle la réplica.
Con respecto al cuadro coruñés, Beqa Burjanadze fue el mejor, con 15 puntos y 21 de valoración. También Monaghan (15) y Zyle (14) rindieron a un buen nivel, pero que ni mucho menos fue suficiente para dar la réplica a un Baloncesto Oviedo que tardará en olvidar un encuentro tan favorable.
La Liga no para en Semana Santa. Los hombres de Tito Díaz ya piensan en su próximo compromiso, ante Cáceres en pista extremeña a partir de las 18.00 horas del domingo 27.
Los coruñeses intentarán recuperar la senda de la victoria y seguir aspirando a acabar entre los cinco primeros de la Liga regular, algo que le daría la ventaja de cancha en la primera eliminatoria de ascenso.

Basas y Miso condenan al Leyma