Ordenan una segunda autopsia del joven apuñalado en O Grove

Amigos y familiares del fallecido, en el lugar del suceso g. salgado
|

  La Policía Judicial realizó un pormenorizado registro del garaje situado en Lordelo en el que la tarde del sábado se producía una reyerta entre dos jóvenes que acababa con la vida de David Barreiro. La búsqueda de pruebas que contribuyan al esclarecimiento de lo ocurrido y a los motivos que llevaron a Alberto Sequenza a atacar al fallecido, con el que al parecer mantenía una relación cordial, permitieron a los agentes localizar la que podría ser el arma homicida, un afilado cuchillo.

Todo parece indicar que fue este hallazgo el que llevó al juez a solicitar una segunda autopsia a David Barreiro. La primera habría ya confirmado la muerte por apuñalamiento. Sin embargo, un nuevo análisis de la herida podría aclarar si fue producida con el cuchillo aparecido en el garaje de Lordelo, propiedad de la familia del agresor.

David Barreiro debía de haber recibido sepultura ayer. Así constaba en la esquela en la que se fijaba para las 19 horas de ayer domingo el acto religioso y posterior traslado de sus restos al cementerio parroquial. Finalmente no pudo ser. Su cuerpo fue trasladado al hospital Provincial para que el equipo forense de este centro continúe con la investigación.

La previsión de la familia es que hoy pueda volver a O Grove para ser enterrado, pero al cierre de esta edición no había hora confirmada.

Por otra parte, la investigación sigue su curso. Alberto Sequenza, el joven de 18 años detenido como presunto autor del apuñalamiento que causó la muerte a David Barreiro, fue trasladado a la Comisaría de Vilagarcía, donde permanece hasta que hoy pase a disposición judicial en el Juzgado de Cambados.

 Creen que el agresor quería proteger a su hermana de los problemas del fallecido, con quien tenía una relación

 

Hipótesis > Son varias las hipótesis sobre las que se centra la investigación, y es que las declaraciones iniciales de los testigos presenciales, amigos de los dos implicados, han sido poco claras y muy escuetas.

David y Alberto se conocían. El segundo mantenía una relación sentimental con la hermana del primero. Y ahí parece estar el origen de las discrepancias entre ambos. Lo que no está tan claro son las razones que desencadenaron la pelea. Aunque inicialmente fuentes cercanas a la víctima indicaron que David Barreiro se dirigió, en compañía de dos amigos, al garaje donde se encontraba Alberto Sequenza para supuestamente pedirle explicaciones sobre el envío de sms amenazantes al teléfono de su hermana, parece que esta no es la única versión.

Ayer cobraba fuerza en el entorno cercano a ambos implicados la posibilidad de que los mensajes fuesen recibidos por el agresor y su novia.

Y es que, al parecer, Alberto podría haber contraído una cuantiosa deuda que ahora le reclamaban y en su afán de cobrar los acreedores no dudarían en ejercer fuertes presiones sobre el joven de 18 años y su novia.

De ser cierto, David igualmente estaría tratando de proteger a su hermana, ya que la visita tendría por objeto solicitar a Alberto que pusiese fin a la relación sentimental con la joven.

Ordenan una segunda autopsia del joven apuñalado en O Grove