Los servicios de limpieza retiraron 54 metros cúbicos de arena del Paseo Marítimo tras la alerta

El Ideal Gallego-2019-01-25-009-818ae2a8
|

El temporal que azotó la costa coruñesa el miércoles dejó en el Paseo Marítimo toneladas de arena que tuvieron que ser retiradas por los servicios de limpieza, que llenaron más de tres camiones de 18 metros cúbicos de capacidad. En esta ocasión, fue necesario un refuerzo del servicio habitual, y en total fueron 16 operarios los que tuvieron que despejar el Paseo de toda la arena acumulada. Además de contar con el apoyo de barredoras. 

Aún así, se tardaron varias horas a devolver el Paseo Marítimo su aspecto habitual, y restituir los bancos de hormigón, desplazados por la fuerza del oleaje, a su lugar habitual, antes de dar por terminado el trabajo. Lo que no se pudo restituir fue la arena que el mar retiró de la playa del Matadero, un fenómeno que se está haciendo habitual desde que se rellenó en 2012. 

8,5 millones de euros 
Demarcación de Costas suele alegar que la desaparición de la arena forma parte del ciclo natural de las playas y que cuando llega el verano, el nivel de los áridos se recupera. Sin embargo, ya no es posible pasar de una playa a otra pisando la arena, como ocurría tras el relleno del arenal que llevó a cabo el Ministerio de Medio Ambiente y que costó 8,5 millones de euros. 


Cuando se reabrieron las playas al público tras las obras, en junio de 2010, Riazor y Orzán medían 20 metros más de ancho, lo que permitía caminar cómodamente, por la arena desde Las Esclavas hasta las escaleras de Matadero. Fue posible gracias al aporte de 320.000 metros cúbicos de áridos provenientes de los municipios de Vimianzo y San Sadurniño.


Por lo demás, no es un saldo negativo para el que pasa por ser la peor alerta naranja de una temporada que está resultando bastante suave, sin que se hayan registrado daños en la estructura del Paseo Marítimo, algo de lo que no se libró Santa Cruz, en el municipio de Oleiros, donde el mar destrozó el hormigón. Pero todavía queda más de un mes para que termine, y la duna protectora se ha visto gravemente afectada por el efecto del oleaje.

Los servicios de limpieza retiraron 54 metros cúbicos de arena del Paseo Marítimo tras la alerta