Juana Rivas devuelve a sus hijos y solicitará otro régimen de visitas de cara a navidades

Imagen tomada de un vídeo de Juana Rivas tras recoger a sus hijos ayer en Cagliari | jorge ortiz (EFE)
|

Juana Rivas devolvió ayer a las 13.00 horas a sus hijos, de once y tres años, al padre de estos, Francesco Arcuri, tras haber compartido la vecina de Maracena (Granada) un día con los menores a los que pudo recoger una vez que el Tribunal de Cagliari resolviese que permaneciesen con ella hasta este miércoles aprovechando su visita a esta capital italiana para asistir a la vista preliminar sobre la custodia de los niños.
En este sentido, Juan Manuel Pérez, abogado de Juana Rivas, informó de que la entrega se produjo “correctamente” a las 13.00 horas e indicó que los menores estaban “destrozados porque no querían separarse de la madre”.
Asimismo, el abogado indicó que se va a solicitar otro régimen de visita de cara a las navidades y señaló que hasta el día 25 de noviembre están requeridas las dos partes para la diligencia instructora, con el fin de presentar documentos, testimonio y seguir solicitando pruebas, en definitiva, la recopilación de todos los datos.
El conflicto vivido sobre la estancia de los menores con la madre mientras estuviera en Italia centró la mayor parte de la vista que se celebró el martes en el Tribunal de Cagliari, donde Juana Rivas y su expareja declararon “por separado” y fueron interrogados por este asunto.

Casi tres horas
En este sentido, fue una especie de comparecencia preparatoria que se prolongó durante casi tres horas, y con la que se activa este procedimiento por el que se irán practicando más pruebas y diligencias en los próximos días de cara a la vista principal.
El equipo jurídico de Juana Rivas terminó de formalizar en la mañana del martes ante la Policía italiana una denuncia contra Arcuri por un posible delito de desobediencia después de que el lunes no le entregara a los niños atendiendo a la resolución del tribunal, según precisó el abogado de la madre de Maracena, Juan Manuel Pérez.
Actualmente, Arcuri, condenado en 2009 por lesiones en el ámbito familiar, cuenta con la guarda y custodia provisional de los menores y Juana Rivas tiene derecho a un sistema de comunicación por videollamada diaria. El padre reclama mantener la custodia y el pago de 500 euros mensuales por parte de la madre hasta que los hijos cumplan la mayoría de edad.

Juana Rivas devuelve a sus hijos y solicitará otro régimen de visitas de cara a navidades