La Xunta aplica un plan para controlar el fraude en las empresas con ERE y sancionará con hasta 187.515 e

|

n La Xunta podrá en marcha un plan de inspección de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) que acarreará sanciones para trabajadores y empresas que incurran en fraude, y que supondrá que los inspectores visiten en los próximos meses todas las empresas en esta situación, explicó ayer la conselleira de Traballo, Beatriz Mato.

Ante el pleno del Parlamento, en respuesta a una interpelación del diputado socialista Miguel Ángel Fernández, Mato anunció que desde su departamento se está poniendo en marcha un plan de actuación específico para “controlar el cumplimiento de las condiciones de los ERE, porque somos conscientes de la grave incidencia que tiene para el desempleo y para la economía el incumplimiento de la las medidas adoptadas en los ERE”.

El objetivo, explicó la conselleira, es “controlar el sometimiento estricto de los tiempos de suspensión laboral resultantes de la reducción de jornada, y para esto llevaremos a cabo actuaciones sancionadoras en los casos en que se constate un incumplimiento fraudulento y visitaremos todas las empresas afectadas por ello”. Mato sostuvo que no se trata de un “fraude masivo, pero sí tenemos indicios de que hay trabajadores que están realizando más horas de las acordadas e incluso trabajando y cobrando a la vez la prestación”. Por ello, Inspección visitará todas las empresas afectada para comprobar que no se está “utilizando fraudulentamente la Ley”. Las sanciones ya previstas en la legislación, explicó la conselleira, establece una serie de sanciones que para el empresario irán de 6.251 a 187.515 euros, según la gravedad, que incurrirá en una infracción por cada uno de los trabajadores y responderá “solidariamente de la devolución de las cantidades indebidamente percibidas”.

 

La Xunta aplica un plan para controlar el fraude en las empresas con ERE y sancionará con hasta 187.515 e