Rivera apuesta por liderar gobiernos constitucionalistas sin Vox ni Podemos

Albert Rivera interviene durante un acto de la plataforma España Ciudadana celebrado en Madrid | aec
|

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, aseguró que su “prioridad” después de las próximas citas electorales, con municipales, autonómicas e incluso generales a la vista, es formar gobiernos con partidos “constitucionalistas”, categoría en la que no incluye a Vox y a Podemos. “Nosotros no vamos a estar en tripartitos que no puedan gobernar. Queremos gobiernos serios, constitucionalistas”, remarcó Rivera.

En una entrevista en la que hace balance del acuerdo con el PP en Andalucía y sus consecuencias para la política nacional, Rivera dice estar convencido de que en el futuro Cs va a liderar “gobiernos constitucionalistas”, aunque no hace distinciones “entre izquierda y derecha”, un eje ideológico que ve “superado”.
“Nosotros priorizamos a los partidos que históricamente hemos defendido el constitucionalismo”, insistió Rivera, que en ese ámbito ve, de momento, solo al PP porque a su juicio el “sanchismo” tiene ahora “secuestrado” al PSOE e impide el diálogo entre constitucionalistas.

Un cambio radical
Aunque reconoció que el acuerdo al que llegó con el PP en Andalucía no se puede extrapolar automáticamente a otras comunidades o municipios, el líder de Cs sí se mostró seguro de que el mapa político va a cambiar radicalmente después de las elecciones de mayo y de que su partido va a tener un papel protagonista.

“Va a tocar tener mucha cintura y ser muy generosos y ser muy estadistas”, remarcó Rivera, que recordó que en poco más de tres años se pasó del bipartidismo de PP y PSOE a cuatro partidos y ahora, con Vox, “a cuatro y medio o cinco”.
Actitud de diálogo que, a su juicio, tuvo su partido en Andalucía, como una formación “que está en el centro y no en los extremos” y que fue capaz de apoyar en su día la investidura de la socialista, Susana Díaz, después la de Mariano Rajoy y, ahora, formar el gobierno andaluz con el PP.

Defendió la bondad del pacto con los “populares” en Andalucía, y el acuerdo para la formación de la Mesa andaluza en la que entró Vox, pese a las críticas que recibió, incluso desde personas cercanas a su formación como el candidato a la alcaldía de Barcelona Manuel Valls.

Para Valls, sería preferible perder el Ejecutivo andaluz antes que tejer alianzas de gobierno o acuerdos programáticos con partidos como Vox.
“Estoy de acuerdo con Valls en que no tiene que haber un gobierno tripartito ni con Podemos ni con Vox, tiene que ser un gobierno constitucionalista, el gobierno en Andalucía tiene que ser entre Cs y el PP y es lo que vamos a hacer”, garantizó Rivera, que dejó claro que una cosa es la Mesa y otra la formación del Ejecutivo.
Un acuerdo de Gobierno que, destacó, es “claramente naranja” con un documento programático asociado a los valores de Cs.


“Después de 36 años de Gobierno del PSOE, dijimos que íbamos a propiciar ese cambio y lo hemos hecho. Hemos cumplido”, insistió Rivera, que comprende la “pataleta” de los socialistas y “de quienes no saben perder” deslegitimando el acuerdo para la Mesa por la entrada de Vox.
En este sentido, no cree que el posible apoyo externo del partido de Santiago Abascal al Ejecutivo andaluz pueda terminar pasando factura a su partido. “Creo que la gente es bastante más sensata y sabe la diferencia entre un acuerdo para la Mesa del Parlamento y un acuerdo de Gobierno”, dijo.

Rivera apuesta por liderar gobiernos constitucionalistas sin Vox ni Podemos