Fernández rechaza poner fin a la feria taurina porque tiene “público aficionado”

|

La próxima feria taurina mantiene la polémica en el punto álgido tras el anuncio de la concejala de Cultura, Ana Fernández, de que no se realizarán ayudas directas para la celebración del evento. La plataforma más crítica, Galicia, Mellor sen Touradas, exigió ayer al Ayuntamiento un compromiso firme que también asegure que no se cederá de forma gratuita el Coliseo, si bien Fernández afirmó que la intención del gobierno local no es “acabar con la fiesta porque hay un público aficionado”.

La confirmación por parte del gobierno municipal hace unos días de que este año no habrá inversión directa para la feria taurina ha provocado la pronta reacción del colectivo Galicia, Mellor sen Touradas. El portavoz de la plataforma, Rubén Pérez, afirmó ayer –en una rueda de prensa en la que también participó la actriz Lucía Regueira– que el anuncio del Ayuntamiento es un paso adelante para la erradicación de esta práctica en la ciudad pero exigió que esa promesa sea un compromiso oficial.

Además, para Pérez es fundamental que la corporación no vuelva a ceder de manera gratuita el Coliseo tal y como se ha venido haciendo estos años. A juicio del ecologista, en los últimos tres años se gastaron “426.000 euros en subvencións directas e 117.000 euros en taxas municipais pola cesión do Coliseo”. En este sentido, rechazó que se perdonen los impuestos a empresas taurinas y sí se cobren a las promotoras de conciertos que convocan a una cifra mayor de público.

“Entendemos que o anuncio do goberno municipal non entra na finalidade do asunto do que hai que facer coas touradas”, lamentó, y recalcó que estas son deficitarias por sí solas. “A maioría da cidadadanía galega e coruñesa está en contra delas e da súa subvención porque é un expolio da caixa pública”, destacó Pérez.

 

Último año > El representante de la plataforma abolicionista, que recordó que además el Ayuntamiento tendrá que pagar una indemnización de 200.000 euros a otra empresa taurina por errores en el contrato, considera que de sumar el cobro del Coliseo a la eliminación de las ayudas directas la feria podría celebrarse este año por última vez. En su opinión, no es viable sin la colaboración de las instituciones porque “acumula perdas e non atrae á cidadanía”.

No obstante, la misma concejala que anunció la erradicación de subvenciones no se mostró partidaria de cerrar de todo el grifo para provocar el fin de la cita tras conocer las peticiones del colectivo. Aunque reconoció que todavía no está claro si se cederán las instalaciones del Coliseo sin contrapartida porque habrá una reunión “estos días para definir cómo va a ser”, Fernández explicó que “es posible” que esa práctica se repita y que se ayude a acondicionar el espacio como una plaza. “Todo el mundo tiene derecho a tener espectáculos y el público taurino es un público más”, dijo.

“Desde el Concello no tenemos en mente acabar con la fiesta de los toros porque hay un público aficionado. Otra cosa es el dinero público que hay que gestionar y, por eso, la subvención no procede”, aclaró la edil.

Por su parte, el grupo municipal del BNG tildó de práctica “oscurantista” la forma de ayudar a la feria que llevará a cabo el Ayuntamiento respecto al Coliseo al entender que no se conocerá “a cantidade exacta coa que subvencionará as corridas”.

 

Fernández rechaza poner fin a la feria taurina porque tiene “público aficionado”