Los mayores de 30 años se consolidan como perfil en los ciclos de FP

El Ideal Gallego-2016-03-01-011-2e6d3d58
|

Es una realidad. Hoy en día becario y veinteañero no tienen por qué ir de la mano. En los centros públicos de Formación Profesional llevan comprobando desde hace varios años que la media de edad de sus alumnos aumenta y el grado de conocimiento también porque existe un perfil de matriculados con estudios superiores u otros ciclos en el bolsillo que coge fuerza. 
En el IES Urbano Lugrís, de la avenida de Arteixo, la presencia de este prototipo en las clases ha aumentado entre un 15 y un 20% en los últimos tres años. Son personas que suman más de 30 primaveras y que hasta que irrumpió la crisis tenían un trabajo estable. Los meses de paro les llevaron a replantearse un futuro lejos de su primera vocación, con el fin de volver a ver más que ceros en su nómina a final de mes. En el caso del centro, las opciones que más demanda este tipo de gente son Automática y robótica industrial, sistemas electrónicos Automáticos y Mantenimiento Electrónico, títulos que van asociados a una mayor salida en el mercado laboral. 
El jefe de estudios, José Antonio señala que si bien antes había uno o dos como mucho que retomaron sus estudios después de años cotizando para la Seguridad Social, hoy ocupan el 20% de los pupitres. Esto es algo que constatan también en la Universidad Laboral, aunque aquí recuerdan que en otros cursos esta tendencia se acusó más. Son alumnos que se reciclan: “Teñen paro e queren aproveitar para seguir cursando”. 
Se van a ciclos muy técnicos, que continúan liderando las listas de mayor ocupación y a pesar de que el de Frío era un aval para salir del centro con contrato, sigue teniendo cierta demanda entre los empresarios. Uno de los que más trabajo ofrece es el de Marítimo. Eso sí, cuenta el jefe de estudios que la preparación de patrones de barcos lleva implícita la condición de que uno se forma para realizar una dura tarea que no todos están dispuestos a asumir: “Los preparamos para maquinistas, un sector no que non hai paro, pero para o que hai que saír a navegar”. Entre 35 y 45 años sitúa el encargado a este nuevo fenómeno: “Algún xa con familia”. 
La mayoría vienen de sectores con importantes grietas, brechas  difíciles de superar a corto plazo. Van buscando una alternativa: “Estanse movendo os currículos e en mantemento, frío e climatización continúa habendo moitísima demanda” por esa especialización tan concreta que quieren firmas diferenciadas. 
Sin embargo, otros ciclos que hace años eran sinónimo de puesto de empleo, hoy generan incertidumbre entre el alumnado. Proyectos de instalaciones es uno de ellos. Cuentan desde Culleredo que los que eran dirigidos anteriormente por arquitectos e ingenieros están en la calle porque sus supervisores han sumado esta faceta al currículo. Y es que la caída de construcción supuso también el derribo de una pirámide ocupacional que afectaba a la parte técnica.
Desde la Consellería de Educación son conscientes del regreso de exalumnos a las clases, pero no han  realizado un registro que fije la media de edad de los que se manejan entre circuitos electrónicos o mantenimiento de frío y de calor.

Los mayores de 30 años se consolidan como perfil en los ciclos de FP