Negreira le arranca a Cortizo un compromiso para reactivar la junta de seguridad doce años después

|

El Ideal Gallego-2011-07-07-002-0038cc58

  p. g. lema > a coruña

  El delegado del Gobierno, Miguel Cortizo, y el alcalde, Carlos Negreira, compartieron algo más que risas y regalos durante su primer encuentro institucional en la delegación de la plaza de Ourense. Ambos acordaron a reactivar la junta local de seguridad, que celebrará su primera reunión tras doce años de inactividad el próximo 20 de julio.
“Esto es algo que responde a lo que piden los ciudadanos: que haya colaboración y buen entendimiento”, resaltó el alcalde al finalizar un encuentro en el que, según indicó, pudo confirmar la buena sintonía que existe entre ambas administraciones. El Ayuntamiento ya le había dado el visto bueno a la reactivación de la comisión de seguridad en junta de gobierno, y sólo faltaba el sí de la Delegación para poder convocarla. Según Negreira, la decisión se adoptó ayer “de común acuerdo”, ya que tanto el delegado como el regidor consideran que la seguridad “es una de las prioridades del quehacer diario de los ciudadanos”.
Con esta primera reunión de la junta local, Negreira asegura que se busca “la máxima coordinación de las fuerzas y cuerpos de seguridad, en este caso de la Policía Local y de la Policía Nacional”. La reunión también servirá para poner en común las actuaciones que el Ayuntamiento y la Delegación del Gobierno tienen previsto tramitar durante el verano para garantizar la seguridad ciudadana y vial, tanto en las playas como en los puntos de interés de la ciudad.
Igual de satisfecho se mostró el delegado del Gobierno. “En principio era una reunión protocolaria y la hemos convertido en una reunión de trabajo”, destacó Cortizo, que considera que las administraciones “deben cooperar en función de los problemas que planteen los ciudadanos, más allá de que luego pueda haber discrepancias partidarias o debate político”.

Estructura > Negreira aseguro que la junta local nace con vocación de permanencia, por lo que está previsto que se reúna de forma periódica. La comisión estará copresidida por el delegado del Gobierno y por el alcalde, y estará integrada por un responsable de la Policía Nacional, otro representante de la Xunta y tres designados por el Ayuntamiento, tal y como establece el decreto que regula este órgano.
Tendrá cuatro objetivos, que pasan, en primer lugar, por mejorar la coordinación y lograr una cooperación eficaz entre los agentes. Servirá para analizar y valorar la situación de la seguridad ciudadana, y para proponer prioridades de actuación, acciones conjuntas y campañas de prevención. También se abordará la elaboración de un Plan Local de Seguridad.
Pero, sobre todo, la junta local supondrá, según Negreira, el primer paso para la puesta en marcha de la Policía de Barrio, una de las principales promesas electorales del PP. Eso sí, aunque el objetivo del Ayuntamiento es que esta herramienta permita reforzar la presencial en la calle, el delegado del Gobierno descartó ayer que la Policía Nacional vaya a realizar esa tarea de vigilancia por distrito. “Tendrán que ponerse técnicamente de acuerdo las policías, pero la idea no es que la Nacional abandone sus otras cosas y se encargue de la patrulla de barrio, sino que la Policía Local hará eso pero coordinadamente con las otras funciones”, aclaró Miguel Cortizo.


 

Negreira le arranca a Cortizo un compromiso para reactivar la junta de seguridad doce años después