Denuncian que el plan de restauración para la mina de Corcoesto “no protege de un desastre ecológico”

|

La plataforma Salvemos Cabana denunció ayer que el plan de restauración anunciado también ayer por la Xunta para salvaguardar a la comarca de Bergantiños de los posibles efectos negativos de la mina de oro de Corcoesto “no protegerá a la comarca de un desastre ecológico”.

Durante la mañana de ayer, el secretario xeral de Calidade e Avaliación Ambiental, Justo de Benito, compareció en comisión parlamentaria para dar cuenta de las exigencias de la Xunta a la multinacional canadiense Edgewater, promotora del proyecto minero. Así, De Benito informó de la petición de un plan de restauración simultáneo a las obras presupuestado en cerca de cinco millones de euros.

El directivo destacó que otra de las exigencias es la constitución ante la Xunta de la “correspondiente garantía financiera”, para cubrir el coste real de “todos los trabajos de restauración”.

Sin embargo, este punto fue cuestionado ayer por Salvemos Cabana, que calificó de “irresponsables” las declaraciones del secretario xeral, ya que, recordó, ni siquiera se ha determinado, ni por parte de la Xunta ni de la empresa, cuál será el coste real de un posible accidente que podría sepultar el estuario del río Anllóns. La plataforma aclaró que “la presunta garantía financiera” de la que hablaba De Benito “solo es aplicable a las tareas de acondicionamiento final por fases y no protege a nuestra comarca de un desastre ecológico”.

Sobre los beneficios económicos que, según la Xunta, recibirá la comarca, tras la apertura de esta mina, la plataforma “desmintió categóricamente” que el proyecto sea “una fuente de riqueza y empleo sostenible para Galicia. Basó su argumento en que la actividad estimada de la mina se reduciría, a pleno rendimiento, a solo diez años. Ante esta situación, este colectivo exigió la redacción de un “estudio socioeconómico serio” que determine cuáles son los riesgos reales para la comarca y su sector agrícola y ganadero.

Además, afirmó que la declaración de impacto ambiental se realizó “a la medida” de la multinacional canadiense, de forma que no hace referencia la compatibilidad entre la actividad económica y la protección del medio ambiente en la zona, dijo.

Denuncian que el plan de restauración para la mina de Corcoesto “no protege de un desastre ecológico”