La Xunta muestra su disposición a mejorar la seguridad vial en Sigrás en cuanto se le faciliten los terrenos

_ALB3344_15451022
|

La Xunta, a través de la Consellería de Infraestruturas, mostró su disposición a realizar obras para mejorar la seguridad vial en la parroquia cambresa de Sigrás cuando se le faciliten los terrenos.

El Gobierno autonómico remitió al Ayuntamiento de Cambre el proyecto definitivo y una propuesta de convenio de colaboración para ejecutar trabajos en la carretera AC-214.

Según fuentes de la administración gallega, el presupuesto necesario para la ejecución de estas obras se estima en más de 740.000 euros y se centrarán en la construcción de un itinerario peatonal y ciclista en un tramo de 770 metros de longitud, que afecta a los núcleos de A Telva, A Xira, A Pena y Sigrás de Abaixo.

Compromiso 
La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, remitió una carta al alcalde, Óscar García Patiño, para trasladarle que el proyecto acaba de ser aprobado y en condiciones de ser tramitado para su licitación, solo a la espera de que el Ayuntamiento “cumpla el compromiso de poner los terrenos a la disposición de las obras”.

Vázquez, a través de la misiva, reitera la disposición de la Xunta para desbloquear esta actuación, para lo que le traslada de nuevo la propuesta de firmar un convenio de colaboración con Cambre.

“Documento que, en relación con lo ya trasladado el pasado mes de octubre, y al que el Ayuntamiento no respondió, se modifica para asumir como obligación de la Xunta la gestión de las autorizaciones necesarias para la ejecución de las obras”, añaden desde Infraestruturas.

Finalmente el escrito indica que se queda a la espera de que el Ayuntamiento realice las gestiones necesarias para el cumplimiento de sus compromisos con los vecinos y con la Xunta en relación con la ejecución de la senda. En esta ocasión, según el Gobierno autonómico, se limita a la puesta a su disposición de los terrenos.

Oleiros denuncia el estado de abandono de las sendas peatonales de la N-VI en Perillo

El Ayuntamiento de Oleiros denuncia el estado de abandono en el que se encuentran las sendas peatonales ubicadas en ambos márgenes de la carretera nacional N-VI, en Perillo, en las inmediaciones del puente de A Pasaxe.

Según indicó el alcalde, Ángel García Seoane, las aceras tienen profundos socavones y, además, son demasiado estrechas para que por ellas transiten personas con movilidad reducida. Por este motivo, solicita al Ministerio de Transportes, que es el titular de la vía, que lleva a cabo las mejoras necesarias para solventar unas deficiencias que afectan a un núcleo de los más poblados del área metropolitana.

El regidor apunta que una de las posibilidades es que se realicen reformas en el proyecto de mejora de la glorieta de Sol y Mar, recientemente aprobado por el Gobierno central, y que los trabajos contemplados para la zona también se lleven a cabo en las mencionadas aceras.

La Xunta muestra su disposición a mejorar la seguridad vial en Sigrás en cuanto se le faciliten los terrenos