El Primer Congreso Nacional del Libro Electrónico analiza presente y futuro del ebook

Vista de un eBook en una estantería. EFE/Archivo
|

En "la prehistoria del 'ebook'" y en el municipio oscense de Barbastro se celebra el Primer Congreso del Libro Electrónico para analizar los retos a los que se enfrenta el "nuevo y cambiante ecosistema editorial".

Así lo ha manifestado a Efe el director de este congreso, Fernando García Mongay, quien ha valorado la necesidad de crear un foro de debate donde estuviesen representados todos los agentes de la cadena de valor del libro, del escritor al lector, para conocer el avance que la lectura digital experimentará en los próximos cinco años, "una evolución que, sin duda, parecerá de siglos enteros".

Mongay se siente "satisfecho con el programa", porque está "quienes tienen que estar", desde editoriales como Planeta, Ediciones B o Random House Mondadori pasando por La Casa del Libro o la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros, que reúne a más de 1.600 librerías en toda España, y con la presencia también de los gigantes de Google, Kindle o Amazon, "fundamentales en ese ecosistema".

El miércoles y el jueves, más de cuarenta ponentes, entre escritores, nuevas empresas de edición, autoeditores, plataformas de venta de "ebooks", correctores, traductores, fabricantes de dispositivos, librerías y bibliotecas, tratarán, desde las perspectivas de su sector, el futuro del libro electrónico.

Unos años próximos en los que, a corto plazo, crece, "aunque no al ritmo de otros países, como Estados Unidos o Reino Unido", donde las ventas de los digitales ya superan al libro de toda la vida.

La explicación para nuestra "prehistoria", según Mongay, es que "nos afectan algunos factores que no nos permiten crecer más deprisa, como la piratería, que planeará sobre muchas de las ponencias del encuentro, así como el precio y el hábito de leer en digital".

Asegura que esta última costumbre se solucionará sola, "porque el año que viene los nativos digitales españoles, aquellos que ya nacieron con dispositivos electrónicos bajo el brazo, van a cumplir la mayoría de edad" y el "ebook" ganará fuerza, "conviviendo, eso sí, con el papel".

"Una larga coexistencia" que desde 2008 ha visto cómo la cifra de ventas del libro analógico en España cae y , sin embargo, los españoles leen más.

El 96 por ciento declara que lo hace en digital, ya sean libros, artículos o "tuits", y el 26 por ciento de las publicaciones que se han editado durante el primer trimestre del año ya son electrónicas, lo que manifiesta que "hay demanda, porque hay oferta, y mucha".

Lo importante para Mongay es que ambos formatos convivan "y que la gente leamos, lo que queramos y cómo queramos, pero que leamos", una situación a la que se llegaría más fácil si se moderara el precio del libro digital.

Mongay sostiene que el coste idóneo está en torno a los cinco euros y asegura que "lo que no se entiende es que a veces este sea muy similar al del libro en papel".

El Primer Congreso Nacional del Libro Electrónico analiza presente y futuro del ebook