Amenazan con “okupar” el Ofimático si no se dan las licencias en octubre

El Ideal Gallego-2017-07-10-021-28241443
|

Los continuos anuncios de avances en la urbanización del Parque Ofimático por parte del Gobierno local de la Marea no cambiarán el hecho de que los plazos dados a los cooperativistas para que puedan completar sus mudanzas al nuevo polígono residencial los dirigen a 2018. Con las obras pendientes de iniciarse esta semana y un plazo inicial de seis meses para completar estos trabajos, los vecinos no podrían trasladarse al menos hasta el mes de enero cuando el compromiso fue permitirles acceder a sus viviendas “en marzo o abril” de este año. Los propietarios están preocupados con la tardanza y ya amenazan con recurrir a acciones drásticas como la “okupación”. 
El concejal de Regeneración Urbana y Derecho a la Vivienda, Xiao Varela, comprometió hace algunos meses que los cooperativistas del Ofimático con los edificios terminados obtendrían la licencia de primera ocupación para mudarse a finales del pasado mes de marzo o principios de abril. Sin embargo, dos meses después ni siquiera han comenzado las actuaciones de urbanización del parque. 
Aunque Varela aseguró el pasado viernes que la maquinaria pesada comenzaría a llegar al terreno esta misma semana, lo cierto es que los constantes retrasos de la Marea con los trámites burocráticos ya están desplazando las mudanzas al menos hasta el mes de enero del próximo año. Es decir, casi un año después de lo prometido a los futuros residentes de la zona. 

Sin un adelanto concreto
Así se estima porque el edil estima el período máximo de ejecución de las obras en “seis meses” y a estas alturas del ejercicio en curso aún no se ha realizado ningún movimiento en el entorno. Si bien es cierto que Varela comentó que intentaría recortar al máximo los plazos planteados, nunca se ha pronunciado sobre una fecha concreta que esté por delante del medio año que recogen los pliegos y que comentó. 
Siendo así la lógica hace pensar a los miembros de las cooperativas que el plan es que las licencias de primera ocupación se empiecen a tramitar una vez se reciba la obra ya a mediados del próximo enero –salvo que realmente haya un recorte del tiempo  de trabajos muy drástico– con lo cual estarían muy alejados del compromiso inicial adquirido por el Ayuntamiento con ellos. 
Ante la incertidumbre que causa esta situación en ellos, y en sus economías, los afectados ya se empiezan a plantear presionar de una manera más seria. 
El portavoz de A Carnocha –la cooperativa que lleva más tiempo con el edificio terminado–, Luciano Ron, reconoce que las negociaciones “comenzaron a semana pasada pero non se ve físicamente”. Esto mantiene a los dueños de los pisos “impacientes” y en una situación de cierta “angustia”. 
“Os nosos cálculos son que temos que ter a primeiros de este outubro as licencias de primera ocupación ou tomaremos medidas ao respecto”, afirma Ron. La más dura pasa, dice, por “meternos como okupas nas nosas propias casas”. No entran a valorar cuánto pueden tardar las obras y consideran que el Gobierno local debería de ser capaz de “reducir a tres meses” el margen de tiempo que se le dará a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Arias y Comsa.

Incertidumbre
Ron insiste en que sería un plazo adecuado, dentro de los incumplimientos en los que ha recaído la administración local, para “dar servicio ás cooperativas” en un momento en el que “os ánimos están quentes”.  
En el caso de los apartamentos de Cofuncovi, a la construcción todavía le resta “sobre un mes y medio”, pero aún así el colectivo entiende que sus obras se completarán mucho antes que las tareas de urbanización y dotación de abastecimientos de todo tipo al entorno del nuevo barrio. 
Su portavoz, José Ramón Mosquera, afirma que están “preocupados” y viven con “incertidumbre cómo se va a prolongar la concesión de licencias a la vista de los retrasos” actuales.

Amenazan con “okupar” el Ofimático si no se dan las licencias en octubre