Fernando Vidal: “Pedir la inhabilitación de Tebas no fue un gesto a la galería”

El Deportivo solicitó la inhabilitación de Tebas | efe
|

El ‘atropello’ que sufrió el Deportivo de la mano de Javier Tebas y su defensa a ultranza del Fuenlabrada, con el que se ha demostrado que tiene un conflicto de intereses, sigue aún coleando en A Coruña. El Deportivo, que pidió este verano su inhabilitación, tiene además en la justicia ordinaria una nueva vía para pelear por regresar a una categoría en la que se le impidió competir en igualdad de condiciones. Fernando Vidal repasa para este diario cómo están a día de hoy estos procesos judiciales y sobre la experiencia que supuso la vuelta de público, con aforo limitado, a Riazor ante el Salamanca UDS.

Echando la vista atrás, ¿crees que te faltó ser más políticamente correcto? ¿O fue adecuado lo que hiciste y no iba a cambiar nada de lo que pasó?
Mi misión como presidente del club y del Consejo que me acompaña está claro: defender los intereses del Deportivo. Si los intereses están siendo agredidos hay que defenderlos con uñas y dientes y no me arrepiento absolutamente de nada de lo que dijimos. Fuimos respetuosos en todo momento con Tebas y con el Fuenlabrada, fue al revés la falta de respeto a nosotros, y vamos a pelear y a luchar a muerte. Lo que pienso lo sigo pensando, ningún resquemor, ni duda de que lo que hicimos estaba bien hecho. Hincar la rodilla en algún momento no habría sido para nosotros lo correcto, porque tengo muy claro cuáles son nuestras prioridades.

Sobre esos procesos judiciales abiertos, ¿en qué momento se encuentran?
Están en la vía judicial y los tiempos los marcan los juzgados, los jueces, magistrados... Están ahí, no sabemos cuándo empezaremos a tener algún tipo de sentencia sobre algunos temas. Hemos ido enviando documentación al Consejo Superior de Deportes aportando datos, sobre Javier Tebas también, para reforzar nuestra posición en la inhabilitación de su cargo y seguimos en esa pelea, que es en la que realmente creemos. Esto no se trata de hacer un gesto a la galería, si no en hacer lo que hay que hacer, que es defender los intereses del club.

Respecto a esa inhabilitación, ¿da la sensación de que va a menos?
Creo que los argumentos que hay son contundentes y grandes y luego está la justicia, que determinará. Yo sigo pensando que, independientemente de lo que se falle en el futuro, hay suficientes datos para que, al menos, Tebas fuese inhabilitado de manera temporal.

Como presidente del Depor, ¿qué opinas de que Tebas, de momento, no haya sido inhabilitado, y el único que haya pasado por comisaría para declarar sea el capitán del Depor, Álex Bergantiños?
Todo el proceso que hubo en el caso de Bergantiños fue vergonzoso, no hay palabras para explicar la medida de castigo a una de las persona, que creo son de los más ejemplares de la historia del club, como persona, como jugador, querido por la afición, persona correcta, honesta… Al final entiendo que tiene que haber justicia, pero esto es lo que hay en este país y a veces la justicia es la que es, aunque creo que al final se acabará haciendo justicia.

En esta pretemporada tan larga, ¿colearon muchos temas extradeportivos que dificultaron el trabajar solo el fútbol?
Sí, fue una pretemporada extrañísima. El partido contra el Fuenlabrada se jugó el 7 de agosto. Fue más larga, empezó tarde y hubo temas de por medio que nos sacaron algo de la realidad futbolística, que es la normalidad en un club. Nada ha sido normal desde que hemos cogido el club, quitando los primeros meses, hasta marzo. Luego con todo esto del covid no ha sido nada normal. Salir de dificultades constantemente y es lo que hay, nos toca pelear, no bajar los brazos y aunque las cosas salgan mal hay que levantarse y seguir peleando.

Ese seguir luchando todos juntos se vio gracias al aforo limitado con el duelo con el Salamanca, aunque con las nuevas restricciones se verá reducido…
Sí, la ayuda de las 3.400 personas fue muy grande, sobre todo al final. Sin público seguramente ese partido lo hubiéramos empatado. Es lo que hay, tenemos que habituarnos a jugar sin público, mientras las condiciones sanitarias no permitan lo contrario y a partir de ahí nosotros mismos nos tenemos que super motivar para ganar los partidos. Intentaremos que los partidos que haya en Riazor ir al límite máximo que se nos permita.

¿De cara al Coruxo, por ejemplo, que sean 300?
A ver en ese momento cuántos pueden entrar, a lo mejor no dejan 300, solo 150. Yo soy partidario de que haya público en Riazor, buscaremos la fórmula, pero es mejor 150 que que no haya nadie, por lo menos se hace más ruido. 

¿Cómo se gestiona que entren 150 con una masa social de 20.000?
Buscaremos la solución, no vas a contentar a todos con soluciones de este tipo, pero es mucho mejor que entren 150, porque los que van a ir van a apoyar al equipo, que no cerrar el estadio por no buscar una solución, que es complicada. Hagas lo que hagas meter 3.500 también es complicado porque quedan 16.500 sin poder ir al fútbol. Pero la situación es la que es y es complicado en todo, no solo en el fútbol: en los trabajos, la vida cotidiana, en todo. Y por lo que se está viendo esto no viene aquí para marcharse mañana y va a ser un poquito largo. Hay que tener paciencia y comprensión con todo.

Os llovieron críticas en esa primera jornada porque de 5.000 que se pretendía, quedaron 3.000…
Cuando hablamos de un aforo de 5.000, habíamos vendido tres mil y pico y paramos la venta, hasta que la Xunta no nos confirmara los 5.000. Los que fuisteis al estadio (el día del partido) visteis que podían haber entrado 2.000 personas más sin ningún problema, había unas distancias enormes, el estadio es muy grande. Era muy factible haber metido los 5.000, porque estaban muy calculados en base a todas las normativas, sobre todo la del metro y medio en los 365 grados. La Xunta decidió dejar el aforo al diez por ciento y así fue. Es una experiencia que se tiene que repetir, pero ahora con los repuntes de contagios que hay también entiendo que las autoridades sanitarias que se cuiden mucho de ‘no abrir mucho el melón’, porque nunca sabes dónde puede ocurrir un rebrote. Cuando mejore un poco el resultado de los contagios, sobre todo en Galicia, hay que seguir en esta línea.

Fernando Vidal: “Pedir la inhabilitación de Tebas no fue un gesto a la galería”