Una septuagenaria admite que inició incendios en Mos y queda en libertad “por razones humanitarias”

Unos operarios retiran árboles caidos a la vía del tren en municipio pontevedrés de As Neves | salvador sas (efe)
|

La mujer de 74 años detenida en Mos (Pontevedra) está en libertad, a la espera de que el juzgado de O Porriño tramite el atestado de la Policía Autonómica, que le tomó declaración el lunes y le atribuye tres fuegos, el último de ellos declarado el pasado domingo 15, en plena ola de incendios.
Según informó a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), está previsto que hoy las diligencias lleguen al juzgado. Será entonces cuando se tramiten y entonces el juez que corresponda decidirá el momento en el cual se le cita.
Estas mismas fuentes indican que la mujer fue detenida por la Policía Autonómica, pero se le dejó en libertad. Para decidir cómo se ejecuta este tipo de actuaciones, los distintos cuerpos de las fuerzas del orden tienen en cuenta circunstancias como la situación personal de los detenidos, la gravedad de los hechos y el riesgo de fuga.
Fuentes locales consultadas por Europa Press señalaron que esta mujer, vecina de la parroquia de Petelos, tiene a un hijo de unos 40 años con discapacidad. Su marido está en silla de ruedas y ambos están a su cargo.
De hecho, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, indicó que la mujer quedó en libertad porque no hay riesgo de fuga y “por razones humanitarias”.
Además, fuentes de la investigación indican que el fuego del domingo 15 se produjo en la zona de Veigadaña, en la parte trasera del polígono industrial, y quemó “muy poca” superficie. Las fuentes locales añaden que los bomberos llevaban tiempo alertando de que en este punto ardía “todos los años” y, en esta ocasión, señalaron que la presunta causante del fuego del domingo no facilitó las labores de extinción.
Uno de los tres incendios por los que se investiga a esta mujer se declaró el domingo 15, en el que Galicia registró numerosos focos por toda la comunidad, que afectaron con especial incidencia a núcleos de población al sur de la provincia de Pontevedra.

Peligro para las casas
La Xunta informó de que dos casas “corrieron peligro” en Mos por el incendio de dos hectáreas que supuestamente provocó la mujer de 74 años, que, según Vicepresidencia, “reconoció su autoría debido a las numerosas declaraciones en su contra”.
El Gobierno gallego explicó, además, que el marido de esta septuagenaria, a la que la Policía Autonómica atribuye otros dos incendios en 2013 y 2016, “entró en contradicciones con otros testimonios”.
El comunicado de la Xunta indica que las investigaciones comenzaron en los días siguientes al fuego y que después de identificar el punto de inicio de las llamas “se localizó a varios testigos”.
“Se perfilaron las características del autor y se circunscribió la investigación sobre vecinos de la zona, debido al sistema tradicional de inicio del fuego mediante la acción directa de una llama sobre restos forestales”, destaca.
Así, Vicepresidencia precisa que “finalmente la mujer reconoció su autoría debido a las numerosas declaraciones en su contra, y fue detenida”. Agrega que los fuegos de 2013 (15 de julio) y 2016 (11 de agosto) fueron “de dimensiones más pequeñas que el acontecido en este mes de octubre”, de dos hectáreas de afectación, y además “no afectaron a viviendas próximas”. “Pero los tres tuvieron lugar en días de máximo riesgo, cuando estaba totalmente prohibida cualquier tipo de quema”, apostilla.
El motivo de dichas quemas, según la declaración de la presunta autora, que traslada el Gobierno gallego, fue “la limpieza de la maleza en la proximidad de su vivienda”.

Indemnizaciones
El decreto de medidas urgentes de ayuda para la reparación de daños causados por los incendios que se produjeron en Galicia este mes de octubre condiciona su percepción, en el caso de familias de fallecidos, a que hubiera intencionalidad. Al respecto, el vicepresidente de la Xunta afirmó ayer que “pocas dudas puede haber” de que fue así. El Consello aprobó el jueves que las familias de los fallecidos en los incendios percibirán indemnizaciones de 75.000 euros. En concreto, el decreto recoge que, con la finalidad de paliar los daños personales que tengan su causa en los incendios, y “siempre que, como resultado de las investigaciones iniciadas se determine la existencia de intencionalidad”, se concederán ayudas por fallecimiento, incapacidad permanente absoluta y por lesiones que motiven la hospitalización de la persona herida.
Rueda señaló que el requisito es “por lo menos que haya indicios que acrediten que hubo intencionalidad”. “No estamos hablando de que se acredite una trama incendiaria, sino que se acredite que esos incendios fueron fruto directa o indirectamente de alguna intencionalidad, para distinguirlos de otros daños”, aseguró. l

Una septuagenaria admite que inició incendios en Mos y queda en libertad “por razones humanitarias”