Criticas de los organizadores a la prohibición de un Salón Erótico en Ferrol

|

Nuria Álvarez, responsable de la empresa Boys&Girls, que se encargaba de la promoción del Salón Erótico 'Venus Galicia', que iba a celebrarse en Ferrol, ha criticado hoy el veto de la Xunta y del Ayuntamiento ferrolano al evento, para el que ambas administración denegaron los permisos argumentando que el contenido de esa feria no "encajaba" con los usos permitidos para un espacio público.

La feria erótica se había presentado al público y la ciudad estaba empapelada de carteles que anunciaban la celebración del salón Venus Galicia en los pabellones 1, 2 y 3 del recinto ferial de Punta Arnela, en A Malata, del 11 al 13 de mayo.

Un espectáculo promovido por las empresa Boys&Girls y Bruno y María Producciones, para mayores de 18 años, que se anunciaba como el mayor salón erótico de España con 120 espectáculos, 40 expositores y 90 artistas en un recinto de más de 9.000 metros cuadrados.

Sin embargo, el 13 de abril el Ayuntamiento de Ferrol comunicó que denegaba el permiso para la feria erótica, que también rechazó la Xunta a través de la Consellería de Presidencia.

Los técnicos ferrolanos expusieron en su resolución que el acto "no encaja en las actividades y usos urbanísticos permitidos en la feria de muestras, de naturaleza pública e institucional".

Nuria Álvarez, en un comunicado remitido hoy, critica la prohibición y sostiene que se había eliminado del programa "una pequeña parte sexual" para conseguir que el Ayuntamiento diera "luz verde" al evento, que el Gobierno local de Ferrol volvió a rechazar esta semana de forma definitiva.

"Nuestro salón erótico no es una macroorgía ni un puterío", subraya Álvarez, y estima que el salón era una oportunidad para "ofrecer información útil para la pareja, un gran apoyo a la mujer y un intento de eliminar tabúes de la sociedad".

Entre otras actividades, Venus Galicia anunciaba talleres de sexogastrología, zona de juegos, fotografía erótica y escuela de caricias, además de un casting para una película calificada como X, espacios para el sadomasoquismo, intercambio de parejas y zona gay.

"Estamos en un país libre. Que nos dejen darle una alegría al cuerpo que ya bastantes desgracias hay", concluye la organización de un salón.

Criticas de los organizadores a la prohibición de un Salón Erótico en Ferrol