Las dudas no son nuevas

Deporte Campeón-2013-10-07-003-8f138993
|

El pobre rendimiento ofrecido por el Deportivo en los cuatro encuentros que ha disputado en Riazor ha generado dudas sobre el potencial del equipo que dirige el técnico Fernando Vázquez.
Con solo cuatro puntos de los doce posibles en su feudo, el cuadro herculino es el segundo peor local de Segunda División.
Un gris bagaje que está echando por tierra el buen funcionamiento de los blanquiazules a domicilio. Y es que mientras que el conjunto herculino hace aguas en su campo, es el mejor visitante de toda la categoría.
Pese a que a primera vista sorprende que la escuadra deportivista no esté siendo capaz de sacar mayor partido al ‘efecto Riazor’, los antecedentes confirman que el cuadro coruñés se ha acostumbrado a tardar en arrancar en su feudo en las últimas campañas.
En seis de los once campeonatos anteriores, el equipo blanquiazul ha mostrado unos números similares a los de esta temporada tras disputar sus primeros cuatro duelos en Riazor.
Sin ir más lejos, los coruñeses lucen los mismos registros que el pasado curso en casa y un punto más que en la campaña 2010-11. En ambas ocasiones, el conjunto herculino acabó descendiendo a Segunda División.
Pero también se han producido comienzos desastrosos en casa en épocas mejores e incluso en los años dorados.
En el curso 2002-03, en el que el equipo blanquiazul ganó su tercera Supercopa de España, finalizó tercero en la Liga y alcanzó la segunda fase de grupos de la Liga de Campeones, el Depor tan solo fue capaz de sumar cuatro puntos en sus cuatro primeros partidos en Riazor.
La misma cifra que en el curso 2004-05, en el que el equipo blanquiazul jugó por última vez la competición más importante de Europa.
 En la temporada 2005-06, fueron cinco los puntos que lograron los herculinos, mientras que en la Liga 2007-08, ni siquiera superaron los tres. n

Las dudas no son nuevas