Las comunidades autónomas rechazan castigar el uso abusivo de la Sanidad

Las comunidades consideran que los ciudadanos no utilizan mal los servicios sanitarios archivo
|

La mayor parte de las comunidades autónomas rechazó la posibilidad de que se pueda penalizar a los ciudadanos por un uso abusivo de la Sanidad, aunque sí apuestan por hacer una utilización adecuada de los recursos y educar a los usuarios sobre un uso más eficiente.
Tras defender esta semana el presidente de la Organización Médica Colegial, Juan José Rodríguez Sendín, que los ciudadanos paguen por el mal uso de los servicios sanitarios, al igual que se penalizan las infracciones de tráfico mediante el carné por puntos, se encendieron las alarmas y las comunidades mostraron su desacuerdo.
El consejero madrileño de Sanidad, Javier Rodríguez, discrepó de la propuesta ya que, a su juicio, “los ciudadanos no utilizan mal los servicios sanitarios” porque “cuando una persona acude a un hospital es porque se siente mal” y puso como ejemplo “el padre de un niño con 39 de fiebre, que no sabe qué hacer”.
La Consellería de Sanidade de Galicia dijo que no van a hacer valoraciones al respecto, y para el Ejecutivo de La Rioja este asunto “no está en su agenda”.
La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias aseguró que se opone a este copago, al igual que se opuso a otros, y apostó por buscar vías no penalizadoras, en la línea de la educación sanitaria y del incremento del prestigio y la capacidad resoluta de la atención primaria.
Desde Castilla y León, el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, rechazó también el establecimiento de algún tipo de copago por el uso de las urgencias, aunque ve necesario abrir un debate sobre el uso adecuado de los servicios sanitarios por parte de los ciudadanos.
La Consejería de Sanidad de Murcia cree que sería “inviable” y “muy complicado establecer cómo se delimita que alguien ha hecho lo que es o no correcto al hacer uso de los servicios sanitarios de urgencias” y argumentó que, “antes de cobrar, es mejor formar y educar a los usuarios” sobre el uso más eficiente de los recursos del sistema sanitario. En este sentido, la Consejería de Sanidad valenciana ve difícil definir “de manera objetiva” en que consiste hacer un mal uso de la Sanidad, por lo que sugirió un acuerdo de todas las autonomías a través del Consejo Interterritorial para ver qué acciones se pueden catalogar de esa forma.
Desde Cataluña también se mostró partidarios de “concienciar y no penalizar a los pacientes”, de manera que el departamento de Salud de esta comunidad apuesta por hacer pedagogía en este sentido. n

Las comunidades autónomas rechazan castigar el uso abusivo de la Sanidad