El cuadro blanco se acuesta como líder al ritmo del croata Modric

Cristiano Ronaldo cabecea ante la presencia de Diego Mainz efe

 

El Real Madrid alcanzó el liderato de Primera División por primera vez en la temporada, culminando su remontada al ritmo que marcó Luka Modric para derrotar al Granada, que cedió tras un grave error y salió derrotado del Santiago Bernabéu por los goles de Cristiano Ronaldo y Karim Benzema (2-0).
El momento tan esperado, la posible culminación de una remontada fruto de una clara mejoría defensiva y del juego, no fue como se esperaba. El Real Madrid estuvo gris. Sin chispa en el primer acto.
Faltó velocidad, movimiento e ideas ante un planteamiento defensivo firme de Lucas Alcaraz, y con buen gusto cuando el balón pasaba por los pies de Fatau, Piti o Brahimi. El centro del campo poblado incomodó a Xabi Alonso y Di María, que cayó a banda izquierda y se solapó por momentos con Marcelo.
Di María engañó a balón parado, la puso al costado donde sorprendió Carvajal y el centro lo despejó Iturra al travesaño. Con poco también le sirve al Real Madrid para acercarse al gol. Ramos lo rozó con un testarazo y Cristiano sacó una chilena perfecta con una potencia descomunal ante la que se lució Roberto.
El protagonismo recaía sobre Modric. El croata en un despliegue físico tremendo apareció por todo el campo. Un recorte. Un amago con el cuerpo. Un robo prolongado con un pase con calidad. Y remate.
El Real Madrid cambió de actitud en la reanudación. El gol era cuestión de tiempo. Jesé por Bale para aumentar las ganas.
Sus paradas mantuvieron en pie a su equipo hasta que fue víctima de un grave error propio. Una falta de Xabi Alonso dejó tendido en el césped a Fatau con claros gestos de dolor. Iturra lo ignoró, puso el balón en juego mal y el Real Madrid concluyó su recuperación con un disparo a la red de Cristiano Ronaldo.
Sin carburar a tope, el equipo de Ancelotti ya estaba por delante y cumplía su objetivo. Di María se sacó una gran segunda parte que frenó Roberto y la madera. También el larguero repelió un cañonazo de falta de Cristiano antes de que Marcelo regalase a Benzema el broche de una tarde gris que quedará en el olvido cuando el madridista mire la clasificación y se vea líder.

El cuadro blanco se acuesta como líder al ritmo del croata Modric

Te puede interesar